Por Paco Santamarí­a
Correo: [email protected]
Twitter: @pacosantamaria

Porque Primero son las Personas. Y es que muchas veces tenemos una tendencia a olvidar uno de los detalles más importantes de la mercadotecnia y es que está hecha de personas, para personas. Si tuviese que quedarme con algo de lo que he hecho en la mercadotecnia y lo que me ha dado más rentabilidad en mis acciones de mercado son las personas.

Es el eje ejecutor y destino final de cualquier acción de difusión de cualquier producto o servicio. No nos olvidemos que los que compramos somos los seres humanos, los que le damos una animación a un producto y una experiencia de compra somos nosotros.

Primera P. La Percepción. Los sentidos del ser humano, las sensaciones son las que detonan las ideas y las ideas son las que nos comunican a unos con otros. Una idea es el resultado de lo que sentimos y decimos a otros. Una idea sin persona no es idea y no comunica. Si tenemos una idea es que conocemos algo y si conocemos algo, lo podemos comunicar. Si la gente no percibe, no conoce y si no conoce, no comunica a otros lo que le gusta o no de un producto. Y si algo no comunica está muerto.

Segunda P. La Puerta. A todos nos gusta que nos abran las puertas y ventanas. Una puerta es un camino y un camino es el principio. A muchos nos cuesta entender que lo importante es tocar puertas para que se abran, no siempre se abrirán a las percepción de otros las puertas que quisiéramos, pero el esfuerzo del comunicador es ejercer la repetición de abrir puertas y es este ejercicio de constancia lo que construye marcas, montañas y monumentos. Los que decimos tenemos la vocación y oficio de abrir puertas y ventanas para quien quiera entrar a ellas.

Tercera P. La Persona. El ser humano y el que recibe el discurso. Las marcas son para las personas. Si mueves a las personas, moverás a las marcas y al dinero. En toda acción de mercadotecnia se debe contemplar siempre a las personas, porque son ellas para quienes trabajamos y de quien recibimos el beneficio de nuestro trabajo que a final es comunicar e influenciar. Si no hay personas, no hay marcas y si no hay marcas , la mercadotecnia no existe. Las marcas son propiedad de la gente. Porque ellos son las que las compran y usan.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anteriorShopper Marketing: ENGAGE, ATTRACT, INSIGHT
Artículo siguienteBurn Da Walls, nueva campaña para graffiteros
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.