La televisión es tema de conversación: ha sido sentenciada a desaparecer, criticada, minimizada. La realidad es que la TV sigue funcionando, se está reinventando, las agencias siguen produciendo comerciales masivos y los anunciantes la contemplan en sus presupuestos anuales. ¿Cuál es su futuro?

Más artículos de Alex Corona:
Sampling: El Rolls Royce de las promociones
La década de las experiencias de marca
20 frenos a la innovación

Captura de pantalla 2014-04-21 a la(s) 15.12.55

Las nuevas reglas
La TV sigue siendo poderosa pero se está transformando. Las reglas del juego han cambiado, ahora el dueño de la TV es el usuario. De ser un espectador ahora decide qué quiere ver, cuándo, dónde, en que plataforma y en qué pantalla. A continuación algunas tendencias de cómo se está sintonizando la nueva TV.

¿1 hora, 30 minutos, 30 segundos, 10 segundos?
La duración de los mensajes en la TV es irrelevante. Lo que importa es el contenido, la audiencia quiere historias que lo cautiven, está dispuesto a invertir tiempo en comunicación que le aporte valor a sus expectativas, preferencias y estilo de vida.

Imágenes en movimiento
El espectador es multi-pantallas. Las televisiones, computadoras y dispositivos cada vez bajan de precio y son más accesibles. Es importante considerar la movilidad, el espacio donde se puede ver el contenido y las nuevas posibilidades de compartirlo y comentarlo. En algún momento se borrará la línea divisora entre las televisoras tradicionales y la televisión por internet

Contenido organizado
La forma en que el contenido es segmentado por temas, horarios, nichos de mercado favorece a que los creadores de contenido organicen la exhibición de la información.

Uso de la data
Los creadores de contenido van a usar la data para producir programas y mensajes relevantes. La experiencia de navegación por la TV va a ser intuitiva, predictiva, orgánica. Quizás el control remoto quede en los museos. Existirá la posibilidad de que una persona pueda ver un comercial de una SUV y otra de un auto deportivo, esto ya sucede en internet. La TV tradicional sigue siendo masiva

¿Qué sigue?
Las grandes empresas están avanzando y nos darán sorpresas en este tema: Apple, Amazon, Netflix, las cadenas globales de TV. Google, por ejemplo, avanza a paso firme con Google Fiber, una plataforma que le permitirá ser un gran proveedor de TV. Ofrecerá internet con una velocidad de conexión 100 veces más rápida que la banda ancha actual, permitirá descargas inmediatas y una mejor calidad que el HDTV. Actualmente ya opera en en Austin, Texas y Kansas City.

El costo del contenido
El contenido de alto valor tiene un precio en el mercado. Las firmas seguirán produciendo contenido que les de rentabilidad y ROI. Si apostarán por la segmentación siempre y cuando alcance la audiencia que permita recuperar el costo de la inversión.

Es por esta razón que la TV evolucionará, se transformará, pero será un proceso que puede ser ágil o tomar su tiempo. Por lo pronto los comerciales de TV seguirán siendo parte de los planes de marketing pero que el contenido empieza a tomar un rol crucial.

Sigue en twitter a 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL