Polonia.- Invertir los procesos a los que estamos acostumbrados puede traer resultados muy positivos e innovadores, sobre todo si la modificación está pensada para ayudar a los más necesitados.

Más notas sobre Mercadotecnia Social:
Experimento social para descubrir la belleza femenina
Ambient Marketing advierte sobre los riesgos del sexo casual

La organización sin fines de lucro, Polish Humanitarian Action, modificó el fundamento de las máquinas expendedoras tradicionales que venden latas de refresco por unas que las recolectan con el objetivo de reciclar el aluminio y utilizar las ganancias para ayudar a comunidades pobres de África.

La idea surgió a partir de saber que la gente no siempre puede o quiere donar porque utilizan el dinero para otras cosas, así que lo mejor era pedirles algo que ya no necesitan y normalmente va a la basura, pero conserva cierto valor, las latas de aluminio.

Bajo el sloganYou Can Help” (“Tu puedes ayudar”, un juego de palabras que usa el doble significado de la palabra Can, “ayudar” y “lata”) la organización instaló las máquinas recicladoras invitando a la gente a introducir sus latas, aplastarlas gracias a una palanca integrada y seleccionar el problema que les gustaría solucionar con su donación. La campaña ataca dos problemas: la pobreza en África, y el aumento de basura.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL