Aspectos como la satisfacción, motivación y felicidad en el trabajo son aspectos que constantemente los departamentos de Capital Humano buscan fomentar dentro de las organizaciones.

Asimismo, consultoras han llevado programas para fortalecer los puntos anteriores desde empresas grandes hasta medianas y pequeñas. Un informe de Deloitte señala que en 2025 los millennials representarán el 75 por ciento de la fuerza laboral a nivel mundial, de esta manera gran parte de las decisiones que tomarán las compañías en los próximos diez años vendrán prácticamente de jóvenes profesionales.

Sin embargo, el estudio señala que la principal problemática que enfrentan actualmente las empresas es que los millennials acostumbran a cambiar de trabajo cada 28 meses.

Este fenómeno se conoce como job hopping y se refiere a la búsqueda de empleo cada periodos de tiempo.

Además, hay que destacar que uno de los aspectos más valorados por los millennials es el salario emocional; no obstante, el tamaño de las empresas sigue siendo un factor importante, dado que 6 de cada 10 jóvenes eligen empresas grandes debido a que representan para ellos mayores posibilidades de ascenso debido a su variedad de cargos y departamentos.

De esta manera, ¿cómo beneficiaría el Employer Branding a las agencias BTL?

Como hemos notado, los millennials representarán sector importante para las empresas en los próximos años, y esto no excluye a las agencias, sobre todo, las especializadas en estrategias BTL. Por tanto, el Employer Branding permitirá crear una buena imagen de la agencia, no sólo a los prospectos o clientes, sino a los propios empleados y/o candidatos.

Para llevar este concepto a la práctica es ver a la agencia como una marca. De tal manera que se pueda ofrecer información o contenido sobre la agencia para atraer un mejor talento, es decir, tratar a los candidatos como posibles clientes y hacerles vivir una experiencia en la agencia.

Se puede realizar una campaña en redes sociales donde se hable o enfatice los beneficios de trabajar en la agencia y, sobre todo, la experiencia que viven los empleados dentro de ella.

Al final, esa percepción marcará una diferencia en el sector y, posiblemente, además de atraer a un mejor talento, se llame la atención de marcas o compañías que les agrade la cultura de trabajo de sus proveedores de servicios.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL