La Fórmula Uno comienza su temporada 2020 en países como China, Canadá, Mónaco, Paises Bajos, España, Austria, Italia, Rusia, Japón, Estados Unidos, Brasil y México. Es una de las marcas con mayor brand awareness en el mundo, solo en el mercado estadounidense, la categoría de automóviles, cuenta con un 39 por ciento de brand awareness, según datos de Statista.

La realización de experiencias le ha permitido a la marca conectar con sus seguidores. La velocidad y exclusividad son algunos de los insights que han construido a la marca en los últimos años. México, por ejemplo, no es un mercado aficionado a los deportes de automovilismo, sin embargo, con las últimas ediciones del Gran Premio de México se ha logrado que la Fórmula Uno continúe, incluso con la participación de inversionistas privados y, por supuesto, el uso de patrocinadores para lograr que la experiencia se mantenga como en otras ediciones realizadas a nivel mundial.

En México, la asistencia a la Fórmula Uno se ha mantenido en sus últimas ediciones. Datos de Statista muestran que, en 2015, el evento deportivo registró una asistencia de 335,085 mil personas, mientras que la edición 2018 tuvo una asistencia aproximada de 334,095 personas.

Con esta presencia en el mundo deportivo, la Fórmula Uno organizará una subasta para ayudar a las víctimas de los recientes incendios forestales en Australia. Esta acción la realizará con la cooperación de todos los miembros de la comunidad de la F1, equipos, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y los socios.

La subasta se realizará a partir del 22 de enero y las ganancias se destinarán a cuatro organizaciones sin fines de lucro. Entre los artículos puestos en la subasta se encuentran los zapatos que Daniel Ricciardo utilizó durante su primera temporada con Renault, el casco de Kevin Magnussen que usará durante el Gran Premio de Australia 2020, así como los trajes de carrera que usaron Max Verstappen, de Red Bull; y Alex Albon, Romain Grosjean, de Haas, y Daniil Kvyat, de AlphaTauri, durante la Temporada de 2019.

En 2019, el evento deportivo más valioso del mundo fue el Super Bowl que registró un valor de marca estimado de 780 millones de dólares, seguido de los Juegos Olímpicos de Verano con un valor de 375 millones de dólares.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL