• De acuerdo con datos de Statista, se estima que los ingresos generado por las ventas de Jaguar en el mundo alcanzaron los 24,214 millones de libras, de acuerdo a Land Rover.

  • Los ingresos generados por el marcado de los autos clásicos es de 26.7 MMDD para este 2020, de acuerdo con datos de Statista.

  • De acuerdo con cifras de la OMS, para el 16 de marzo se registraron 1,395 casos de coronavirus COVID19 en Reino Unido.

La industria automotriz ha pasado por una serie de complejidades a lo largo de los años. En 2015 tuvo que enfrentar el dieselgate (a través del cual, Volkswagen modificó los medidores de varios de sus vehículos, con la finalidad de no mostrar las adecuadas mediciones de CO2) hasta el caso de Carlos Gohsn. Sin embargo, uno de los grandes eventos que marcará a la industria es la pandemia por coronavirus, la cual, al 17 de marzo, ha contabilizado 173,300 casos en todo el mundo. Para hacer frente al padecimiento, el gobierno británico tomó la decisión de solicitar a empresas como Jaguar y Rolls Royce que ocuparán sus fábricas para construir insumos médicos.

El antecedente directo de la petición que se ha hecho a Jaguar y a Rolls Royce lo encontramos en China, con la compañía BYD, la cual modificó su línea de producción con la finalidad de generar insumos médicos como mascarillas y gel antibacterial, y cuya capacidad para crear los primeros artículos mencionados es de 5 millones de piezas al día.

El producto que específicamente estarían haciendo las fábricas de Jaguar y Rolls Royce, entre otras 60 compañías más, serían respiradores, con la finalidad de cubrir la demanda que tiene el sistema de salud británico, el cual cuenta actualmente con 5,000 unidades, pero que necesitará, según sus estimaciones, tres veces más.

Cabe destacar que varias de las fábricas de Jaguar y las otras firmas se encuentran detenidas por el momento ante la emergencia por el coronavirius. Entre otras de las empresas que han sido invitadas a participar en el proceso de encuentra Honda y Ford, compañías que pondrían a prueba su capacidad para generar componentes electrónicos, cómo circuitos.

Sin embargo, no sólo las empresas podrán producir los componentes que de requieren, sino que también podrán participar en otros procesos como el diseño o la distribución de los mismos, así como también el montaje.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL