En el mundo de marketing, muchas marcas han hecho uso de celebrities para lograr posicionar su producto entre la audiencia. Lograr trasladar la imagen y atributos de un famoso a su marca, hasta ahora ha sido una estrategia muy utilizada, de hecho me atrevo a decir que todos recordamos a nuestro celebrity en un comercial o al celebrity que se pone de moda de la noche a la mañana y aparece promocionando muchas las marcas a la vez, hasta que ya no lo queremos ver más.

Me atrevería a decir que esto pierde fuerza. Desde mi perspectiva cada día el consumidor es más exigente y se cuestiona más las cosas. Sabe que el celebrity es pagado y pierde credibilidad, lo siente lejano y muchas veces es más grande el awareness del celebrity que el de la propia marca y al final de la campaña el consumidor recuerda el nombre de la estrella pero no sabe cuál es el producto de la campaña.

Sabemos que el mundo digital llego a reinventar las cosas y en este caso no es la excepción. Vemos como nacen los influencers y desde mi perspectiva tomarán el lugar de los celebrities. La clave está en la credibilidad, el branding es más sutil y el influencer se percibe más real, más cercano, las marcas se incorporan de forma más natural, pero al igual que el celebrity apelan a lo aspiracional.

La clave es cómo usar los Influencers estratégicamente para dar resultados, desde escoger el correcto para la marca hasta el seguimiento para ver si está dando resultados. Entender que es el follower quien tiene el poder, quien sigue al influencer en redes sociales o quien lo deja de seguir en el momento en el que no le sea relevante, le deje de creer o incluya marcas que no sean afín y eso es una gran diferencia. Por eso puedo decir que el elemento más importante es la confianza del follower al influencer y por esta misma razón el resultado es mayor. La intención de compra que generan los influencers es mucho más alta. El poder del influencer no es el número de followers, es más la habilidad de influenciar, de cubrir los elementos de una manera creíble y ser auténtico al mismo tiempo. 90% de los consumidores confían en una recomendación, solo 33 % confían en una campaña pagada.

Cada día las marcas se enfocan más en influencers con menos seguidores pero con alto impacto, hoy existe el termino micro influencers, entre más segmentado es el grupo es más fácil crear engagement con el follower. De acuerdo a Influencer Marketing Platform el 92% de los consumidores confían más en un infuencer que en una campaña de publicidad o de celebrities.

A partir de ahora los influencers ganaran mucha más relevancia desarrollando una relación auténtica con el consumidor, convirtiéndose en “crème de la crème” de las estrategias de marketing y como ejemplo en el New York Fashion Fest los influencers se quedaron con “El Lugar” en la pasarela, así que las mejores fotos y notas fueron publicadas en los blogs y redes sociales de los influencers.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL