El auge de los medios digitales no excluye a la industria musical. Hoy día se vislumbran nuevas formas de consumir proyectos musicales, y si se hace un recuento, esta industria es una de las que más transformaciones ha tenido a lo largo del tiempo.

En cuestión de formatos es posible recordar a los cilindros de pasta, acetatos, single play, extender play, discos long play, cassettes, cartuchos, DAT, mini disc, cd’s hasta llegar a los archivos digitales, por mencionar algunos que reinan en la historia de los fonogramas.

Y aunque la nueva forma de consumir proyectos musicales es latente, los ingresos para la industria no merman. De acuerdo con The International Federation of the Phonographic Industry (IFPI), en 2014, las ventas de la música digital a nivel global ascendieron a 6.85 mil millones de dólares.

En ese mismo año, la música en formato físico registró ingresos de 6.82 mil millones de dólares, mientras que en 2013 fueron de 7.42 mil millones de dólares, una ligera pérdida que se asocia al cambio en los hábitos de consumo.

Específicamente en el caso de América Latina, cifras de Statista revelan que en 2014, los ingresos de la música ascendieron a 530 millones de dólares, siendo Brasil el principal productor musical, seguido por México y luego por Argentina. De hecho, las ventas de música en el país conocido por el Cristo Redentor representaron el 47% del total de las ventas en Latinoamérica en dicho periodo.

Sobre la distribución de las ventas de música digital en América Latina, datos de la IFPI indican que el 17% proviene de las descargas de canciones individuales, 12% la descarga de títulos completos y el 37% atañe a la música por streaming.

Pero, ¿cómo toda esta ola digital beneficia o afecta a las bandas y demás actores insertos en la industria musical? En entrevista, Arturo Benet, cantautor del grupo ALU, aseguró que el auge de los medios digitales les da la posibilidad de promover su música de forma directa e inmediata, aunque el alcance no es tan masivo como todavía lo logra la radio y la televisión.

En opinión de Iliana Rodríguez, personal manager, “actualmente la música nos lleva de la mano al medio digital, los consumidores pueden acceder a ella de una manera más fácil y segura, por tanto las redes sociales y vídeos online o canales nos acercan a los lugares más lejanos. Hoy día, la música impulsa al medio digital de una manera importante en la economía”, aseguró.

gráfica

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL