Dentro del universo de aplicaciones móviles, WhatsApp es la más descargada en todo el mundo, además de ser una de las que al hacer la limpieza del smartphone, se mantiene, es decir, no es borrada durante dicho proceso.

Durante los últimos 4 mese de 2017, Statista muestra que la cantidad de mensajes diarios ascendió a 60 mil millones, número que rebasó los 50 mil millones reportados de mayo a agosto de ese mismo año.

Hasta diciembre de 2017, WhatsApp tuvo mil 500 millones de usuarios activos mensualmente, y es al día de hoy el sistema de mensajería instantáneo más utilizado por personas en todo el mundo.

¿Qué gana la marca al usar WhatsApp?

La manera en cómo se comunica actualmente la gente en diversas latitudes, ya no dista mucho entre un país y otro, y más ante la proliferación y auge de plataformas digitales, como es el caso de WhatsApp.

Ante este escenario, considerar esta aplicación móvil como una opción para hacer marketing, lejos de parecer lejana, es ya una realidad a la que cada vez más empresas se suman.

Marcas de la industria automotriz como Jeep o de retailers online como Linio, son algunos ejemplos de cómo WhatsApp ha pasado de ser un sistema de mensajería, para convertirse en un aliado tecnológico para estar cerca del cliente.

Como parte de sus beneficios destacan los siguientes:

  • Comunicación directa, uno a uno: al ser una aplicación que no requiere intermediarios, la comunicación y contacto se mantiene personal.
  • Certeza de consulta de información: si bien una buena campaña de email marketing permite que cierta información llegue a un usuario, con un mensaje de WhatsApp es más probable que el cliente atienda el contenido enviado.
  • Inmediatez en la comunicación y recibimiento de contenido: una de las características que distinguen el comportamiento de compra y consumo del target es la rapidez con la que desea recibir contenido. En este sentido, la inmediatez de esta aplicación móvil facilita el recibimiento de datos, así como la comunicación.
  • Reduce costos de inversión: al ser una aplicación de descarga gratuita, la marca ahorra gastos, los cuales se pueden destinar a otras campañas, manteniendo la comunicación con el consumidor.
  • Interacción constante: mediante el envío de una cotización de un vehículo, o indicarle cómo se encuentra el estatus de una entrega en comercio electrónico, se beneficia la interacción entre cliente final y compañía.

Joel Cuevas, director de Innovación de Auronix comentó en entrevista que es importante asignar horas para el envío de mensajes, así como la frecuencia y contenido a mandar, ya que si se hacen de forma masiva y sin orden, puede ser que el cliente se moleste y deje de atender la comunicación.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL