Uno de los formatos de PDV más vistosos, que mantiene un diseño especial y pone a disposición del target todos los productos de una marca es una Flagship Store.

Conocida también como tienda insignia, este PDV es creado con la finalidad desarrollar y gestionar una experiencia de compra única, exclusiva e inolvidable.

Uno de los principales objetivos que persigue una marca al contar con este tipo de formato de tienda es impulsar la compra mediante la creación de una buena imagen de marca, por lo que el diseño, estructura y visual merchandising son elementos clave al crear una Flagship Store.

Este tipo de tiendas deben estar diseñadas de tal forma que haga destacar no sólo la imagen de la marca, sino también sus valores, presencia, posicionamiento que, en conjunto, muestren la identidad corporativa de la marca.

De acuerdo con datos de Statista, en 2015 había alrededor de 2,680 tiendas insignia, sólo en China, de las cuales 1,481 son tiendas especializadas, y 404 supermercados.

¿Qué elementos distinguen a una Flagship Store?

Cada marca de retail busca hacer de su PDV el mejor de todos, que sea el que todo shopper quiera visitar y el que más ventas tenga. Sin embargo, este objetivo no siempre es cosa sencilla no sólo por la mayor cantidad de establecimientos que hay en México y el resto del mundo, sino también por los diversos cambios del cliente en su modo de compra y hábitos de consumo.

No obstante, con una tienda insignia una marca tiene la oportunidad de generar expectación en el target y hacer de esta tienda un imán de ventas, además de la favorita del cliente.

A continuación presentamos 5 características que distinguen a una Flagship Store, y que motivan el interés del shopper.

  1. Establecimientos espaciosos: dado que ofrecen un catálogo extenso de productos en un mismo PDV, una marca necesita que este formato de tienda sea de grandes dimensiones y así tener un acomodo óptimo, sin que haya obstáculo en la visibilidad de artículos y el cliente pueda desplazarse sin problema.
  2. Ubicación estratégica: al ser una tienda insignia, que representa los valores de marca, generalmente se ubica en calles emblemáticas y comerciales de grandes ciudades, además de elegir edificios con arquitectura atractiva para hacerla aun más visible.
  3. Disponibilidad de todo el portafolio de productos: poner a disposición del cliente todos los artículos del portafolio de una marca en un mismo PDV es una de las características más sobresalientes de una Flagship Store, lo que hace de ella una tienda más atractiva para el shopper y que sin duda influye considerablemente en el volumen de ventas.
  4. Cuidado en el diseño exterior e interior del PDV: por tratarse de la tienda insignia, es necesario que el diseño exterior e interior sea lo más cuidado posible, ya que tener un visual merchandising adecuado e innovador, así como escaparates y fachadas que trasmitan los valores de marca, generarán una atmósfera tal que el cliente querrá estar por mucho tiempo en la tienda, le darán una experiencia de compra especial y su gasto será mayor.
  5. Ofrece una experiencia de compra única: todos los puntos anteriores, sumados a la atención al cliente, marketing sensorial y las estrategias BTL y de comunicación en este tipo de tiendas, harán que la experiencia de compra sea única y recordada por el target.

Darle al cliente motivos para estar en un PDV, más allá de productos de calidad, es una labor que todas las marcas tienen a diario, por lo que optimizar la ejecución, diseño y estrategias de marketing en tiendas físicas debe ser prioridad para la industria de retail.