Coca-Cola se ha convertido en una lovemark gracias a sus campañas de marketing en las que a través de acciones below the line sorprende a las personas dándoles experiencias inolvidables y haciendo honor a su slogan logra compartir la felicidad con todos aquellos que adquieren sus productos.

Notas Relacionadas:
American Express y Aeroméxico realizan una campaña de experiential marketing de altura
Experiential marketing llevada a otro nivel por Cinemex
Experiential marketing que hace inolvidable tu viaje a Las Vegas

En esta ocasión, la refresquera más grande del mundo logró sorprender a cientos de adolescentes que se reunieron en evento especial en Israel a quien les sorprendió con estrellas fugaces para que ellos pidieron un deseo.

Con ayuda de la agencia Gefen Team, Coca-Cola transformó varios drones en estrellas que incluían fuegos artificiales dando la impresión de ser más reales, pero para que éstos pasaran sobre los presentes, la marca les regaló botellas que incluían un pequeño cometa pegado a la tapa para que al momento de destaparla se activaran los drones.

La campaña de experiential marketing llamada “Wish in a Bottle”, demostró el por qué Coca-Cola sigue siendo el rey de las bebidas gaseosas, pues de acuerdo con Statista tiene un valor en el mercado de 70 mil 42 millones de dólares.

ESTRELLASCOCACOLA

Marcas de refrescos más valiosas en 2015

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL