La cultura del ahorro en México aún no se tiene del todo, pero si tu intención es guardar un dinerito, evita 5 gastos para ayudar a tu bolsillo.

Gastos hormiga

Este tipo de gastos se caracteriza por no representar, en apariencia, un desembolso de dinero importante, pero al final de mes, luego de hacer cuentas te percatas de que esos insignificantes gastos se han convertido en más de 200, 300 o hasta 500 pesos.

Snacks, café, golosinas, los 5 o 10 pesos para el viene viene, las comidas corridas de lunes a viernes, el taxi o Uber son gastos hormiga que, después de 15 o 30 días se pueden tornar un dolor de cabeza.

Cenar fuera de casa

Disminuir las salidas a comer y comprar sólo los alimentos necesarios para la casa es de gran ayuda. La lógica es que si se adquiere comida para la casa, entonces no tiene sentido ir a un restaurante, es doble gasto. Se entiende que luego de haber trabajado duro uno llegue sin ánimos para cocinar y se opte por cenar fuera de casa, pero antes de tomar esa decisión hay que considerar gastos que se deben pagar, si se cuenta con suficiente dinero para salir a cenar y en base a ello ver qué es lo que más conviene hacer.

Se podría destinar determinada cantidad de dinero a comer fuera de casa y planear las veces que se va a salir; por otro, armar un calendario de los días que sería mejor cocinar.

Televisión por cable

Se debe considerar primeramente si vale la pena pagar o no por este servicio. La mayor parte del día estamos en el trabajo y sólo llegamos a ver la tele un par de horas por la noche, y eso si aún se tienen ganas de estar frente a una pantalla.

En este caso, para no prescindir totalmente del entretenimiento dentro de casa, lo mejor sería pensar en costear un servicio como Netflix, que es hasta 50% más barato, o contratar algún servicio de televisión por Internet.

Membresía del gimnasio

Sólo los verdaderos amantes del ejercicio aprovechan casi o el  100% un gimnasio. Esto es similar a la televisión por cable: vamos cuando podemos y pueden pasar semanas enteras sin aparecernos por ahí.

Si hacemos ejercicio de manera esporádica, por ejemplo, correr, en este caso, lo mejor es hacerlo en la calle. En internet también se pueden encontrar sesiones de yoga o acondicionamiento para hacer en casa, lo que beneficiará mucho a tu bolsillo.

Mensualidades del auto

Ceñirse a pagar la mensualidad mínima muchas veces no funciona, pues si bien la deuda no crece, tampoco disminuye considerablemente y el tiempo para pagarla sólo se hace más largo.

En este sentido lo más aconsejable sería aportar más de lo requerido para acabar pronto y pagar menos intereses. El bolsillo siempre agradece tener menos gastos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL