Un evento de marca es una gran oportunidad no sólo para que la marca tenga un acercamiento con su público meta, sino que también es una gran oportunidad para incrementar su exposición, lo cual tenga a su vez un impacto tanto en su brand awareness como en su engagement. Sin embargo, cuando se realiza este tipo de actividades, hay un punto al que se le debe prestar una atención fundamental: a la atención al cliente que se ofrece, puesto que habla más sobre la firma de lo que aparenta.

La atención al cliente en un evento de marca fundamental puesto que ayuda a forjar la percepción que el consumidor tiene de la misma. Si el cliente recibe un mal trato a lo largo del evento, entonces seguramente irá forjando una percepción negativa sobre la marca; en cambio, si es bueno, entonces es posible que se quede con un sabor de boca y decida seguir consumiendo sus productos o servicios.

Se podría considerar que prácticamente todo evento de marca es una experiencia, pero para que ésta salga lo mejor posible es fundamental que haya una buena atención al cliente, para que al final del día la gente se lleve consigo una vivencia memorable y que haya dejado una huella profunda en la mente del consumidor.

Una buena atención al cliente en un evento de marca no sólo habla sobre el interés que tienen la empresa sobre su propio trabajo (el cual espera que salga de manera impecable), sino que también lo mucho que le importa que su público meta esté bien en todo momento.

Cabe destacar que uno de los principales beneficios con los que cuenta el cuidar este aspecto en un evento de marca es que se pueden detectar tempranamente algunos problemas, los cuales pueden ser solucionados para que todo salga perfectamente.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL