Estrategias que definirán el futuro del retail post-Covid

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

La pandemia por Covid 19 ha producido cambios y nuevas necesidades en el comportamiento del consumidor en la industria del retail. Ahora que la salud y la seguridad han sido el principal motor de adquisición, las pequeñas empresas se enfrentan a nuevos retos: innovaciones en tiendas, compras sin contacto y actualización en comercio electrónico, entre otras.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), desde enero de 2018 hasta marzo de 2020 las ventas en el sector retail crecieron en promedio 0.8% mensualmente, para luego tener una caída del 22% en abril y finalmente crecer en promedio 3% durante el periodo de mayo a octubre de 2020.

Debido a que las estadísticas de noviembre y diciembre aún no han sido difundidas, Forbes se dio a la tarea de crear un Índice de Ventas Minoristas (IVR) el cual considera una canasta de 45 productos. Con esto se estableció que existe una correlación de 0.91 –siendo 0 la menor y 1 la mayor– con respecto a las ventas del sector publicadas por el INEGI. Una vez establecida esta relación, y con los datos del IVR, se obtuvo que las ventas de los últimos dos meses del año pasado crecieron en promedio 5%.

El análisis Perspectiva de la industria minorista 2021 , de Deloitte entrevistó a 50 ejecutivos minoristas sobre las tendencias de este sector, estos prospectaron una tardía recuperación económica a niveles de trayectoria prepandémica, seis de cada 10 esperan que se logre en los próximos uno o dos años , pero una cuarta parte ve un cronograma más largo de dos a cinco años.

Los tenderos, los proveedores de mejoras para el hogar y los comerciantes masivos se beneficiaron de los cambios en el comportamiento del consumidor, así como de su designación como servicios esenciales. Otros, como las tiendas de ropa y los grandes almacenes, han tenido problemas desde el inicio de la pandemia y se acercan al próximo año con la reducción de costos como un imperativo.

A pesar de estas diferencias, los ejecutivos están unidos en su deseo de no dejar que la crisis se desperdicie, ya que puede resultar una oportunidad única en la vida para que las organizaciones transformen sus negocios y reescriban las reglas de la industria del retail. Específicamente, los encuestados identificaron cuatro áreas prioritarias donde las reglas probablemente se reescribirán y se llevarán a cabo inversiones clave:

Diferenciación digital. Con la pandemia llevando el volumen de interacciones digitales a niveles sin precedentes, la mayoría de los minoristas esperan un aumento continuo de estas hasta 2021. Solo tres de cada 10 ejecutivos calificaron a sus organizaciones como con capacidades digitales maduras y, como tal, muchos están planeando inversiones “importantes” en comercio electrónico, capacidades sin contacto y actualizaciones de tecnología de tiendas.

Si bien tener un punto de contacto digital puede ayudar a los minoristas a cumplir con las expectativas mínimas de los consumidores, deben buscar capacidades adicionales para diferenciarse a medida que aumentan los costos de adquisición de clientes. A largo plazo, la nueva regla del comercio minorista consiste en buscar nuevos modelos de ingresos, como suscripciones o membresías, y en formar nuevas asociaciones y alianzas para crear una experiencia omnicanal digital y rentable.

Seguridad y salud. Los minoristas están conscientes de que la “salud y seguridad” como la “confianza” estarían entre los principales impulsores de compra de los consumidores en 2021. Los minoristas deben Según un estudio reciente de Deloitte, solo el 23% de los consumidores calificaron a la industria del retail como confiable, en comparación con el 33% para viajes y hotelería, lo que indica una oportunidad para que los minoristas utilicen sus inversiones en salud y seguridad para generar una mayor confianza con los consumidores.

Realineación de costos. De cara a 2020, la industria minorista ya estaba en una posición agotada, con una pesada carga de deuda, una lenta rotación de activos, un aumento de los gastos de venta, generales y administrativos, márgenes comprimidos y una mayor competencia. La pandemia por coronavirus ha agravado muchos de estos problemas, y los márgenes minoristas se han vuelto aún más comprimidos a medida que los consumidores continúan cambiando en línea.

A estas alturas, los minoristas han podido reagruparse y analizar cómo Covid 19 ha remodelado su negocio, dejando una imagen más clara de los costos sin los que pueden vivir y con cuáles no. Esto puede resultar una oportunidad para reequilibrar la estructura de costos. Para los minoristas golpeados por los bloqueos y los efectos económicos de la pandemia, es un requisito fundamental.

Las reducciones de costos contempladas durante mucho tiempo, como la racionalización de las huellas de las tiendas y la reducción de los viajes de negocios, ahora pueden reevaluarse. Si bien estas reducciones de costos son un buen comienzo, no representan una transformación del antiguo modelo minorista. Es probable que las nuevas reglas de rentabilidad requieran nuevas ideas.

 

Notas que también te pueden interesar:

El retail en 2021 entre renovarse o morir. Este será el panorama del sector

¿Puede el Retail elevar más sus ventas? Estos especialistas dan algunos consejos

Así será el consumidor al que el retail se enfrentará en 2021

Recomendación del día

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

Innovators

30 INNOVATORS 2021, primera parte

La innovación es la pieza clave de éxito de las empresas que aseguran su permanencia, es cuando una organización introduce nuevos procesos, servicios o productos

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.