El príncipe azul, ¿todavía existe?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Ustedes respóndanme, porque parece que los tiempos han cambiando. Y es que un requisito básico para desarrollar un buen Shopper Marketing es actualizarse constantemente ante los cambios culturales y sociales del mundo.

Ustedes respóndanme, porque parece que los tiempos han cambiando. Y es que un requisito básico para desarrollar un buen Shopper Marketing es actualizarse constantemente ante los cambios culturales y sociales del mundo.

Más artículos de Vanessa Garza:
Se buscan héroes
Promociones de huevos
El reto del retailer y la ocasión de consumo

Me llama mucho la atención cómo Disney, en particular, está haciendo el refresh de sus clásicos. Definitivamente se ha preparado con mucha información para llegar a estos lanzamientos con éxito.

Si hacemos un recuento de los clásicos de Disney, todo se resume a una princesa, un príncipe, un personaje malvado, destellos de magia y un final donde los buenos vivieron “felices para siempre”.

Sin embargo, ante los cambios que las nuevas generaciones están enfrentando social y culturalmente, la idea de ser felices (y ya no se diga para siempre) se limita mucho a una dinámica que hoy por hoy se está extinguiendo: cada vez hay más mujeres inmersas en la vida laboral; las parejas de la actualidad funcionan diferente a como lo hacían en generaciones anteriores; y el amor tiene muchas opciones de aparecer en la vida de las personas más allá de un flechazo a primera vista.

Hoy, Disney nos demuestra que el amor existe en todas las personas y es tan grande que no sólo existe entre una pareja. Además, las nuevas películas animadas están integrando el amor incluso en los villanos, presentándolos como personas que se excluyen por ser diferentes y no por una maldad innata. Incluso nos abre los ojos a no juzgar, sino primero tratar de entender a los demás para saber por qué actúan como lo hacen y qué estímulos pueden cambiar su comportamiento.

Frozen

Disney me ha sorprendido con la forma en que aborda estos temas en sus películas clásicas para las nuevas generaciones. De no haberlo hecho, habría caído en lo obsoleto.

Ningún niño de hoy, ni sus papás, se habrían sentido atraídos por sus nuevas historias si siguiera bajo la línea con la que inició su magia. Sus películas dudosamente hubieran sido compradas y el interés de la gente por la magnificencia de Disney quedaría en el recuerdo de generaciones pasadas.

Los tiempos han cambiado y continúan haciéndolo. La realidad para las niñas de hoy es que se puede ser feliz en muchos aspectos y saben que no se quedarán sin amor si no aparece un apuesto millonario en un corcel blanco a darles un beso. La esperanza de vivir un sueño ya no está limitada.

Valiente

En esta materia, entender por qué actúa el shopper es indispensable para crear estrategias que beneficien a todos los jugadores. El análisis de los cambios en la sociedad nos ayuda a no ser obsoletos, a estar en contacto con el shopper y llegar a una comunicación bidireccional donde las marcas y los compradores se entienden perfectamente.

¿Qué pasaría si hoy le diéramos la espalda al interés que tienen los hombres por su cuidado personal?, ¿a pretender que sólo las mujeres cocinan?, ¿a que la familia sólo puede existir con papá, mamá e hijos? Probablemente muchas marcas dejarían de vender sus productos.

Hay mucha innovación escondida en el futuro y podemos ir trabajando en ella desde hoy si escuchamos al shopper y nos adaptamos a los cambios que enfrenta, incluyendo en nuestra responsabilidad, la construcción de un mundo mejor en todos los sentidos.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.