La personalización es una de las estrategias de las que se vale el marketing BTL y dicha implementación radica en generar contenido a medida del cliente. El consumidor, cliente o público objetivo es la meta. Y el contenido puede personalizarse dependiendo de diferentes variables.

Los ejercicios de personalización

Uno de los objetivos de las marcas al personalizar sus productos es utilizar este medio para motivar a más clientes potenciales e incentivarlos a gran escala para hacerlos clientes reales.

Kit Kat

KitKat buscó, en una de sus últimas campañas, poner en las envolturas de sus productos para regalar paquetes personalizados con fotos de los consumidores.

Por supuesto, éste es un evento especial y no puede durar tanto tiempo. Los paquetes promocionales sólo estarían disponibles, el proceso a seguir consistiría en utilizar un código único.

Para la participación se tendría que presentar en el sitio web de KitKat, con este contacto digital se podría averiguar si el consumidor era de los seleccionados para recibir el pack personalizado.

Cada paquete ganador, además del mensaje personalizado, también traía una foto impresa en el empaque del cliente seleccionado. Cada uno sería enviado por correo a las direcciones postales.

Snickers

Además de tener en marcha la campaña de “No eres tú cuando tienes hambre”, en diversos países de habla hispana, los productos llevan diversas leyendas, como: “Chismín”, “poltecho” y “potrón”; Puerto Rico.

Aunque la campaña surgió en Estados Unidos, se reinventó en frases populares según el país de consumidor.

La campaña es global al intentar responder a la pregunta: “¿Cómo te pones cuando tienes hambre?”.

Ahora en vez de aparecer en el packaging normal de los chocolates el nombre habitual de la marca, son las frases de las personas normales las que envuelven los bocadillos. Además de ser juguetón el mensaje, los clientes se sienten aludidos y se quedan con el buen sabor de boca de la marca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL