Hoy en día el Below The LINE (BTL) está siendo muy mal enfocado por parte de algunas empresas, agencias de publicidad o de eventos. Repartir souvenirs, merchandising y volantes de la marca en un boulevard o Centro Comercial con una anfitriona y un disfraz de la marca es visto como BTL actualmente.

Más artículos de Martín Chávez Pooley:
Las trampas del marketing en el supermercado
Maratones por la fidelización, una nueva estrategia de Marketing

Llevar un mago o un payaso para que gire una ruleta y regale un premio ya no es considerado Below The Line para mí. Esta clase de activaciones han pasado a ser Middle Line, ya que no tienen el mismo impacto y el consumidor ya sabe lo que pasará. Son comunes, pero no masivas para ser consideradas ATL.

Ahora, entonces ¿Qué es BTL para mí? Es una activación que se da en cualquier momento, fuera del lugar usual donde la marca normalmente se comercializa (recomendable). El BTL implica una participación del consumidor, en la cual él no sabe lo que va pasar, logrando así un mayor impacto para tu marca. Es el hecho de ser tradicional para en un momento dado de la activación ¡BANG! sorpresa, y das el concepto de la campaña. Es importante que el mensaje que das a los consumidores en tu activación guarde relación con el sentido de la campaña. Recuerda que antes de invertir en un BTL, se tiene que pensar en cómo se va medir el éxito de la misma y cuantificar el ROI (Retorno de la Inversión).

El Below The Line tiene que ser una experiencia, ese es el sinónimo del término, desencadenando en un boca boca de lo vivido entre su círculo social.

Les dejo una selección de los mejores BTL que he visto y ganadores de premios a nivel publicitario. Veamos el ejemplo de España sobre la campaña “Regala Memoria”, en donde nos demuestran que para acciones como esta, no es necesario tener un presupuesto millonario. Lo importante es la idea, no tanto el medio; deja de regalar lapiceros y atrévete a algo diferente.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL