El growth hacking se vuelto una estrategia de valor para las startups, pues a través de la programación, así como de procesos de marketing, logra aumentar el posicionamiento significativamente. Es en este contexto que la labor del growth hacker toma relevancia, ya que sin él, la creación de esta estrategia sería imposible.

Estos profesionales, cuentan con conocimientos de diferentes ámbitos; desde mercadotecnia, programación y hasta administración de recursos. Al respecto, Sean Ellis, CEO de GrowthHacker.com; señala que la persona que desarrolla este rol, debe buscar técnicas de forma constante con el fin de lograr la escalabilidad del producto y en efecto, el posicionamiento de las marcas.

Por su parte, el sitio Inboundcycle, refiere que estos son algunos de los skills con los que debe contar el growth hacker para lograr sus objetivos:

Analitico
Una de las primeras labores del growth hacker, es analizar si las acciones que está realizando la startup son las ideales para lograr el crecimiento. Así mismo, será preciso calcular el valor de cada una de estas acciones, comparándolo con los usuarios que capta; todo con el fin de saber si son rentables o no.

Además de este calculo, será necesario analizar por qué las acciones no son rentables y por qué los usuarios no las consideran interesantes. Teniendo estos conocimientos, podrá definirse una nueva técnica.

Visionario
Las curiosidad llevará al growth hacker a crear nuevas visiones que logren resultados a mediano y largo plazos. Esto, a su vez, lo pocisionará en un ciclo en el que estará innovando estrategias para lograr los objetivos y un poco más.

Amplios conocimientos
Tal como lo refiere el sitio especializado, Entrepeneur, un growth hacker no sabe solo de programación; sino que complementa sus conocimientos con base en las actividades que realiza. Siendo así, este profesional sabe un poco de todo, aplicándolo a su campo de especialidad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL