Cuando vamos a un punto de venta, cada uno de nosotros va con la idea de encontrar todo lo que busca o desea comprar, ya sea que se acuda con lista en mano o se lleve en la memoria.

Al estar frente al anaquel, es muy común que en alguno de los pasillos haya algo que no cuadra con el resto de los elementos, tanto de la categoría como del resto del departamento: out of stock o quiebre de producto.

Se refiere a una carencia o agotamiento precisamente de productos o mercancías de una o varias marcas en anaquel, que perjudica considerablemente las ventas del retailer, y sin incrementar el gasto del ticket promedio, ya que si el shopper no ve sus productos, sólo tiene dos opciones: comprar otro de marca distinta o no adquirir ninguno.

Datos de Statista refieren que, durante 2016, las ventas netas de retailers en México alanzaron los 464,940 millones de dólares, y se estima que para 2018 esta cifra incremente hasta llegar a los 517,170 millones de dólares. 

Si bien conseguir esas ventas no se limita únicamente a la falta de stock en anaquel, sino a la suma de varios factores, sí representa un problema serio para los puntos de venta y fabricantes.

Para que puedas ubicar si hay quiebre de producto en tu retailer, a continuación te enlistamos algunas razones por las cuales puede generarse un out of stock.

Producto en bodega

Esta es una responsabilidad que le compete a los encargados de la bodega en punto de venta; sin embargo, también los promotores de cada marca deben estar pendientes si hay cantidad suficiente de producto, tanto en bodega como en anaquel, siendo este último el espacio clave para que el shopper se sienta motivado a comprar, de lo contrario optará por otra marca o no adquirir si no ve su artículo.

Falta de entrega por parte de fabricante o proveedor

Aún cuando ya se hizo el pedido correspondiente, puede darse el caso de que el producto no haya llegado aún al retailer por diversas razones, las cuales pueden ir desde un olvido de solicitud de pedido, hasta cuestiones de transportación y logística.

En camino hacia el PDV

Tal como se mención en el punto anterior, puede surgir algún contratiempo que haya retrasado la llegada del producto, por lo que si se tenía una fecha de entrega y colocación en anaquel, esto cambia cuando no se dispone de dicha mercancía.

No hay pedido

Tanto el punto de venta como los encargados de auditar y promotores deben estar pendientes de solicitar más producto si ya no hay cantidad suficiente en bodega, ya que esto podría generar desabasto en anaquel o exhibición adicional y no estar a tiempo para el cliente.

Otra exhibición

Si bien la exhibición adicional tiene el propósito de provocar compras por impulso y promocionar imagen y presencia de la marca en PDV, no hay ninguna ubicación más importante que la de la propia categoría, por lo que está debe estar siempre llena y ser prioridad.

Diferencia de inventarios

La diferencia de inventarios, así como la merma, se deben atender primeramente en la tienda, reportando dicha situación de desabasto al retailer y fabricante para entonces solicitar un ajuste en el sistema, asegurarse de que cada pedido ha sido surtido, saber si el que se tiene es suficiente, y que esto no se convierta en un problema que afecte la colocación en anaquel, y por ende, las ventas

Mermas

La pérdida o reducción de ciertos productos o desactualización de stock puede provocar una fluctuación, es decir, una diferencia entre lo que se reporta en los inventarios y la cantidad real de producto en punto de venta, por lo que se debe estar atentos a este tipo de situaciones para no llevarse sorpresas.

Mantener un anaquel bien surtido es algo que no puede dejarse de hacer diariamente, ya que eso perjudica las ventas e ingresos de los retailers, y perjudica también al fabricante, sin dejar de mencionar que esta situación da una mala imagen de la tienda y no beneficia a la experiencia de compra.

Si hay más razones que no están en la lista, compártelas con nosotros.

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL