La tecnología ya avanzado considerablemente en los últimos años, de tal modo que se han desarrollado una gran variedad de herramientas, las cuales han comenzado a ser utilizadas en el marketing para generar experiencias de marca más interesantes e inmersivas, capaces de plasmar en la memoria un recuerdo indeleble asociado a la firma. Dos de estas dos tecnología han comenzado a ser integradas en acciones de mercadeo como las activaciones o los eventos: la realidad virtual y realidad aumentada. ¿Qué ventajas ofrece segunda respecto a la primera? En las siguientes líneas hablaremos al respecto.

La realidad aumentada (también conocida como realidad mixta) consiste en utilizar dispositivos (principalmente gafas) que muestran el entorno, pero que al mismo tiempo también pueden mostrar objetos realizados a través de computadora, con los cuales (por medio de un software) se puede interactuar.

En el caso particular de la realidad virtual, se crea un entorno digital para el usuario, al cual puede acceder a través de la estimulación de los sentidos como la vista o el oído.

Sin duda alguna, aunque se ha avanzado mucho en el desarrollo de imágenes y experiencias en la realidad virtual, aún distan mucho de lo que podemos percibir de manera “natural”, por decirlo de algún modo, con nuestros sentidos, lo cual sigue siendo aprovechado por la realidad aumentada.

La realidad virtual da esa sensación de que se está ingresando en algo artificial, algo de fantasía, mientras que la realidad aumentada resalta con información o imágenes el mundo que nos rodea.

Con la realidad aumentada, de cierto modo, se pueden estimular prácticamente todos los sentidos, mientras que con la realidad virtual, al menos hasta ahora, no es posible aún trabajar de manera digital aspectos como el gusto o el olfato. Para generar experiencias más inmersivas, lo mejor será recurrir al primer tipo de tecnología que se mencionó en este párrafo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL