Las ventas al detalle son todas aquellas actividades que participan directamente en la venta de bienes o servicios a los consumidores finales para su uso personal, no comercial.

También hay casos en la que las organizaciones —fabricantes, mayoristas y detallistas— realizan ventas al detalle. Sin embargo, la mayor parte de este tipo de ventas la realizan los detallistas, es decir, negocios cuyas ventas provienen especialmente de la venta al detalle.

Tipos de tiendas de ventas al detalle

Las tiendas de venta al detalle o retailers son de todo tipo y tamaño pero, se pueden clasificar con base en varias características e incluyen: la cantidad de servicio que ofrecen, la amplitud y profundidad de sus líneas de producto, los precios relativos que cobran. y la forma en que se organizan.c

Una investigación realizada por el equipo de redacción de InformaBTL, encontramos este tipo de tiendas:

1. Tiendas de especialidad

Manejan una línea limitada de productos con un surtido profundo dentro de esa línea: tiendas de ropa, tiendas de artículos deportivos, mueblerías, florerías, y librerías.

2. Tiendas departamentales

Manejan varias líneas de producto por lo regular ropa, muebles, y artículos para el hogar y cada línea se opera como un departamento individual manejado por medio de compradores o comerciantes especializados.

3. Supermercados

Operaciones relativamente grandes, de costos y márgenes bajos, alto volumen, y autoservicio, diseñadas para atender todas las necesidades del consumidor de comestibles y productos para el hogar.

4. Tiendas de conveniencia

Tiendas relativamente pequeñas situadas cerca de áreas residenciales. Están abiertas hasta tarde los siete días de la semana y trabajan una línea limitada de productos de conveniencia con alto volumen de ventas.

5. Tiendas de descuento.

Estas tiendas venden mercancía estándar a precios más bajos con márgenes más estrechos y volúmenes de venta más altos.

6. Detallistas de precio rebajado.

Venden mercancía que compran a precios más bajos de los que se pagan normalmente al por mayor y por ello cobran a los consumidores menos que el precio al detalle, por lo regular son productos sobrantes, excedentes, e irregulares obtenidos a precios rebajados de los fabricantes o de otros detallistas.

7. Supertiendas

Tiendas más grandes que buscan satisfacer todas las necesidades del consumidor en cuanto a productos comestibles y no comestibles de compra rutinaria.

A partir de ahora, no las confundas.  

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL