¿Cómo se debe cuidar el prestigio online de una marca?

La reputación online es un elemento que deben cuidar las marcas, para lo cual es necesario cuidar algunos elementos que puedan repercutir en ella.

2631

Si bien ya tiene una gran relevancia, lo cierto es que lo digital está tomando cada vez más importante para las marcas, las cuales cada vez se anima más a trabajar en espacios digitales como las redes sociales o en sus propios sitios web, por medio de la generación de contenido original. Sin embargo, del mismo modo que pasa con las acciones que una firma realiza en el plano físico, lo cierto es que las empresas también tienen que cuidar lo que hacer en en estos sitios, puesto que puede tener un impacto en su prestigio online.

Sin embargo, ¿cómo se debe cuidar el prestigio online de una marca? Del mismo modo que pasa en el mundo real, en el plano digital es importante que las acciones que realiza una firma sean congruentes y consistentes con sus valores, su personalidad y su identidad. Del modo contrario, la la empresa puede ser considerada incongruente.

Uno de los aspectos más interesantes que tiene el mundo digital es que la comunicación entre la marca y el cliente es bilateral, es decir, la firma puede darle un determinado mensaje a través de una publicación o de un tuit, por poner algunos ejemplos, y el consumidor puede responderlo o comentarlo con otras personas que también son potenciales shoppers. Por lo tanto, para cuidar la reputación online es necesario que al menos la mayoría de las expresiones digitales que realizan los clientes sean positivas.

Como dice la frase, “más vale prevenir que lamentar”. Ante cualquier crisis de marca que pueda aparecer, es importante tener un plan, con la finalidad no sólo de contener los daños que pueda generar a la firma, sino para evitar que su reputación online no se vea perjudicada o que se busque que el impacto sea el mínimo posible; para lo cual es necesario trabajar y considerar las perspectivas de todas las áreas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL