Al menos en la mercadotecnia, el trabajo en equipo es una constante fundamental en el día a día de sus operaciones. Incluso quienes trabajan de manera freelance deben hacerlo, aunque sea a distancia. De este modo, el principal reto al que se enfrenta los líderes es a forjar un equipo sólido, que logre responder a las necesidades tanto de las tareas que se tienen que cumplir como a los objetivos de la empresa. Sin embargo, ¿De qué modo se puede cumplir esto? Precisamente en las siguientes líneas abordaremos algunos de los puntos más importantes respecto a este tema.

Uno de los principales puntos que hay que tener en cuenta al momento de armar equipos sólidos de trabajo es la empatía que hay entre los colaboradores que lo conforman así como las capacidades que tiene. Es responsabilidad de líder establecer la adecuada selección de empleados, así como sus temperamentos y habilidades para hacer la mezcla perfecta respecto a las metas que deben cumplirse.

Precisamente respecto a los objetivos, un equipo de trabajo sólido debe conocer cuáles son las metas que debe cumplir, pero además también necesita saber en qué tiempo deben ser realizadas, para lograr una mejor organización.

De hecho, otro de los elementos clave de un equipo sólido de trabajo que hay que considerar en su armado es la organización: cada uno de los colaboradores debe estar consciente y comprometido a realizar las tareas que se le asignan, en tiempo y forma, especialmente por respecto a la labor de los demás y a sus tiempos.

Otro punto que hay que tomar en cuenta es la comunicación, la cual debe ser transparente y abierta en prácticamente todo momento, no sólo para solucionar dudas, sino también con la finalidad de solucionar los diversos problemas que pueden surgir en el día a día y que puedan afectar la productividad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL