Todos queremos grandes resultados en una campaña de marketing directo. Pero, para saberlo es importante contar con una estrategia totalmente medible.

Las métricas para un especialista de estas estrategias son una prioridad, ya que los datos que arrojan es una información muy valiosa que puede aportar mejores prácticas en el desarrollo de una comunicación del valor de un producto al consumidor.

Por cierto, una estadística de BIA y Keysel muestra información sobre el retorno de la inversión (ROI) de estrategias de email marketing entre las empresas locales en Estados Unidos a partir del tercer trimestre de 2016. Durante una encuesta, el 7 por ciento de los encuestados afirmó que el ROI de marketing por correo electrónico fue extraordinario.

 ¿A qué se deben este resultado? Posiblemente, se deba a la tasa de conversión que logran tener sus estrategias de email marketing. De acuerdo con Antevenio, la tasa de conversión en email marketing se trata de del número de usuarios que reciben los mensajes por correo electrónico y terminan completando la acción que se les propones. 

Y las conversiones dependen de los siguientes factores, según Antevenio:

  1. El diseño de la newsletter.
  2. Ls colores elegidos.
  3. La tipografía.
  4. La usabilidad.
  5. El formato del mensaje.

Por tanto, si se desea contar con información más valiosa del target, así como aumentar las probabilidades de compra de un producto a través del correo electrónico es necesario sumar a la estrategia acciones de promoción para motivar al usuario a descargar o rellanar un formulario. Algunas estrategias clave puede ser un video tutorial, gráficas, un webinar, guías, entre otros.

De paso, una estadística de The Radicati Group proporciona información sobre el número de usuarios de correo electrónico en todo el mundo en 2017 y una proyección para 2021. En 2017, los usuarios de correo electrónico a nivel mundial sumaron 3,700 millones de usuarios. Sin embargo, se estima que esta cifra aumente a 4,147 mil millones de usuarios en 2021.