Estacionarse en una ciudad atiborrada de autos en la que los espacios en las calles son mínimos puede ser una gran hazaña, por ello, muchos conductores optan por aparcar sus autos frente a las rampas para discapacitados, aunque imposibiliten su libre tránsito.

Es por ello que en Argentina, la escuela de manejo Drivers decidió darles una lección a los conductores que no respetan las rampas para discapacitados y con ayuda de la agencia VML Argentina lanzaron la campaña The ramp lesson, o en español, “la lección de la rampa”.

Esta estrategia de ambient marketing consistió en colocar enormes rampas alrededor de los autos estacionados en lugares no permitidos, para que aprendieran la lección de que estaban violando el código de tránsito al impedir el paso a personas con alguna discapacidad.

Para ello contrataron a un atleta paraolímpico para que saltara dichas rampas, lo grabaran en video y después colocaran una etiqueta con un código QR para que los conductores pudieran saber qué pasó mientras su auto permanecía estacionado.

El impacto fue positivo, pues en redes sociales surgieron miles de comentarios al respecto y más de 120 conductores aprendieron la lección de no estacionarse en un lugar prohibido.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL