Por: Mark Alazraki
Twitter: @markalazraki
email: [email protected]

Amanecemos este martes y como muchos, vemos en el Publimetro el siquiente encabezado: “El Buen Fin adelanta la Navidad“ Esto es por que en el DF y en Monterrey se logran ventas similares a las que hay en diciembre. En el artí­culo mencionan que en Facebook, El Buen Fin tiene más fans que el Gobierno Nacional.

No es sorpresa, pero si las ventas llegaron a estos niveles en el paí­s, ¿por qué tantos comentarios de inconformidad? Basta con ojear Twitter o Facebook para escuchar la voz del consumidor. Veredicto: Mucha inconformidad.

En Facebook la gran mayorí­a expresa su inconformidad afirmando que nunca sintieron “las rebajas” en su bolsillo. Otros hablan de que sí­ sientieron las rebajas pero que de todas formas tuvieron que poner sus pagos a plazos.

También hay menciones sobre la diferencia abismal entre este “Buen Fin” y el Black Friday de Estados Unidos. Incluso aparecen unos cuantos despistados que ni siquiera se enteraron del Buen Fin. Total, ¿Qué paso?

A mi parecer falto una buena promoción del evento. Me da la impresión que los retailers creen que las personas van a entrar a las tiendas sólo por que hicieron las rebajas, pero hasta ahí­.

Considero que las personas entraremos a las tiendas por las rebajas, pero no es lo único que necesitamos para hacer la compra. Hay mucho trabajo por hacer una vez que estamos en la tienda. Existe un axioma de retail muy conocido que dice “el retailer que sólo hace rebajas, es un mal retailer.” Yo estoy de acuerdo con este axioma por que si sólo haces rebajas, ¿cuál es tu valor en el mercado?.

Cuando ya tienes solucionado la parte del costo, el shopper necesita que le des más. Necesita variedad, cosa que en este Buen Fin, no habí­a. Una amiga que fue a una tienda pidió un producto y se le informó que ese producto no entraba en la promoción del Buen Fin. Muy decepcionante ¿no creen?.

También faltó que la promesa cumpla lo que promete. Por lo que he podido escuchar la categorí­a de electrodomésticos y la de electrónica fueron a las que mejor les fue, y en donde el consumidor sintió las rebajas aunque a un costo financiero alto. Eso me hace pensar que para muchos el Buen Fin dejó un mal sabor de boca.

Habrá que trabajar el doble el próximo año para que el Buen Fin satisfaga a las personas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL