Desde inicios del año ya se venía hablando que el 2014 sería especial, al menos para los amantes de la astronomía, ya que la estadounidense Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) dio a conocer que habrían tres súper lunas que nos deleitarían la pupila: las reacciones entre la gente no se hicieron esperar.

Más notas relacionadas con Branding emocional:
Branding emocional: Rafa Márquez deja de ser un león
7 ejemplos de branding emocional reflejados en Dragon Ball
Branding emocional: Relajarse con marketing

La primera tuvo lugar el pasado 12 de julio. La expectativa se vio reflejada en las redes sociales y en los diversos medios de comunicación que incluso recibieron las postales de los espectadores que lograron fotografiar el fenómeno.

La segunda se vio ayer por varias partes del mundo. “La Súper luna de agosto” le dicen algunos usuarios, quienes ante la promesa de la NASA de que ocurriría este acto en el cielo prepararon sus dispositivos móviles y cámaras fotográficas para capturar el momento.

Las diferentes imágenes de la súper luna que ya adornan las páginas de internet es un ejemplo del branding que puede generar un fenómeno de este tipo y que puede servir como ejemplo para las marcas, pues el branding se refiere, según la agencia Combo, al modo en que una persona se relaciona emocionalmente con un producto o servicio.

Si bien la luna no es un producto tangible, ni mucho menos un servicio. Sin embargo, la manera en cómo se involucró la gente para ver lo que sería una promesa cumplida por la NASA, se relaciona en gran medida con el objetivo que tienen muchas marcas de involucrar emocionalmente a su target.

Aunado esto, es destacable que la luna tiene varias connotaciones en el imaginario colectivo de diferentes culturas. La luna es un símbolo de femineidad. Es también un símbolo de equilibrio en contraste con el sol, similar al yin yang, y a la idea de la dualidad universal.

En tal sentido, la luna está presente en el sentir de las personas. Su efectividad, en términos de branding, se refleja en las horas que la gente dedicó a ver este fenómeno sin importar las horas que le quitaron a su sueño.

La tercera súper luna tendrá lugar el 9 de septiembre, así que los usuarios tendrán una nueva oportunidad de ver a la luna más cerca de la Tierra.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL