Se ha desatado un fenómeno en el que algunos jóvenes invierten grandes cantidades de dinero en ser un producto, en este caso un muñeco: el Ken de Barbie. Lo impresionante es que es una nueva forma de ser transgénero del consumo, pues muchos llegan al punto de cambiarse el nombre por el de su personaje favorito. ¿Será que lo que se está viviendo es un nuevo proceso en el que en lugar de consumir al producto, el producto es quien consume al hombre?

Más notas relacionadas con BTL:
Del BTL al ATL y de regreso: De los cómics a las telenovelas
El BTL de Chaplin en su centenario
Campañas BTL: Toscani en 5 imágenes

¿Qué lleva a un joven a invertir miles de dólares en más de 100 cirugías para ser el Ken de Barbie?; es un fenómeno de consumo en el que los roles se han invertido: ahora el producto no es consumido, sino que éste consume al hombre. Se trata de algo que además ya tuvo eco y no es un caso aislado.

El joven californiano de 33 años, Justin Jedlica tiene un plan de vida que consiste en una especie transformación en producto, en el muñeco “Ken”, en el novio de Barbie, y para lograrlo ha invertido 160 mil dólares en cirugías, negocio al cual ahora se dedica desde el mundo empresarial.

Captura de pantalla 2014-08-08 a la(s) 12.16.33

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL