Ya sea por la comodidad, por la facilidad para estar conectado en prácticamente todo momento o por lo intuitivo que resulta su uso, los dispositivos móviles están adquiriendo cada vez más relevancia para las personas en la actualidad. Esto le ha brindado una mayor relevancia al mobile marketing, que se ha convertido en una herramienta indispensable para las empresas. Dentro del amplio espectro de estrategias que considera esta rama de la mercadotecnia, destacan aquellas que implican a las aplicaciones. Sin embargo, ¿qué se debe tomar en cuenta al momento de realizar una app?

Una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta para realizar una app es que este tipo de programas deben tener un objetivo muy claro: cubrir una o varias necesidades de los usuarios. Esto se tiene que cumplir para cualquier aplicación que se haga, puesto que las personas no gastarán el espacio en su dispositivo móvil en algo que no le va a aportar nada relevante.

Una app, además de cubrir una necesidad del usuario, tiene la función de capturar datos de los clientes, los cuales se puede utilizar para generar una estrategia de marketing directo o incluso para emitir promociones personalizadas para el consumidor. En este sentido, es fundamental que generar estos programas de manera eficiente para recolectar está información.

La experiencia de usuario es fundamental para el usuario de una app, por lo que hay que tomarlo en cuenta al realizarlo. Es importante que los clientes puedan transitar por la aplicación con sencillez y rapidez. Cabe destacar también que su uso debe ser intuitivo, para que prácticamente todas las personas puedan usarla sin requerir de instrucciones muy específicas.

El peso de la app es otro de los aspectos que se deben cuidar a su realización. Si el programa es demasiado pesado, hay una gran probabilidad de que las personas no estén dispuestas a descargarlas, ya que esto les imposibilitará poder usar otras aplicaciones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL