El agua mineral es una de las bebidas más consumidas en el mundo, ya sea combinada con algún tipo de vino espirituoso o sola. Y dentro de las distintas marcas que lideran esta categoría, Peñafiel es una de las más reconocidas en el mercado mexicano.

Esta marca, propiedad de la empresa Keurig Dr Pepper, ha sido señalada por un alto nivel de arsénico.

De acuerdo con un estudio realizado por Consumer Reports, esta bebida mineral contiene niveles de arsénico que se encuentran por arriba de los límites permitidos, situación que se suma a una alerta de importación en Estados Unidos, según indica el diario Reporte Índigo.

Las cifras reveladas por dicho reporte muestran que Peñafiel contiene 17 partes por billón (ppb), cantidad que de acuerdo con Consumer Reports está muy por encima de lo permitido para un consumo humano que no causa daños (3 partes de billón).

Te puede interesar: Crisis de marca: 5 casos donde se vulneró la imagen de estas empresas.

Al respecto, la empresa propietaria de la marca mexicana informó que se ha llevado a cabo una suspensión temporal de la producción de su agua mineral, la cual es elaborada en una planta en México y llevada a Estados Unidos.

Además de este producto, el estudio también hizo un análisis de otras marcas, entre las que se encuentran Starkey, de Whole Foods, Crystal Creamery Alpine Spring Water, Volvic, entre otras, mismas que también registraron niveles de arsénico superiores a los permitidos.

A inicios de 2018, Keurig Green Mountain y Dr Pepper Snapple Group firmaron un acuerdo de fusión valuado en 21 mil millones de dólares, la cual dio como resultado la empresa conocida ahora como Keurig Dr Pepper, compañía que tiene a Peñafiel como parte de su portafolio.

Keurig Green Mountain por sí sola se ubicó en el lugar 23 de la lista de las 50 empresas de bebidas más importantes, basada en su nivel de ventas en 2017, año en que registró 4,269 millones de dólares por dicho concepto.

Refrescos 7Up contaminados con metanfetaminas

En septiembre de 2017, la presentación de dos litros del refresco 7Up, propiedad de PepsiCo fueron señalados por haber estado contaminados con metanfetaminas, productos que se comercializaban en anaqueles de puntos de venta ubicados en el estado de Baja California.

Luego de encontrar residuos de esta droga en el líquido introducido en botellas de dos litros, la Secretaría de Salud de la entidad lanzó una alerta a los habitantes para que se abstuvieran de comprar dicho producto y así evitar una intoxicación.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL