Además de BBVA, estos rebrandings fracasaron en México

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El caso de BBVA trajo a la mente al menos algunos rebrandings que tampoco tuvieron éxito en México, como Negrito y Nito o INE e IFE.
  • El caso de BBVA trajo a la mente al menos algunos rebrandings que tampoco tuvieron éxito en México.

  • El ejemplo más popular en estos días ha sido Negrito y Nito de Bimbo.

  • También aparecen instancias como el INE antes IFE.

Mucho se ha hablado del rebranding de BBVA que ha implementado una diversidad de contenido para que la gente deje de pensar en la marca como Bancomer. Su estrategia no sólo se concentra en digital, sino que ha sido llevada al contacto directo con el consumidor, pero el mexicano se aferra al nombre que conoció por años.

Ayer se hizo notorio que el Bancomer parece imborrable, cuando se viralizó el spot en el que se valen del tema Mr. P. Mosh de Plastilina Mosh, adaptando la canción y escenas del video original a la marca, pero sin que el nombre se lograra arraigar entre los clientes.

Sin embargo, vale la pena resaltar que una marca no se encapricha con un nombre que quiera imponer, el rebranding tiene un tema de fondo y enormes costos que las empresas están dispuestas a cubrir cuando realmente sienten que lo necesitan.

Te recomendamos:

En el caso del banco, se enfocan en unificar su branding alrededor del mundo, pero parece que se les ha complicado el proceso y no logran convencer, aunque finalmente han conseguido una enorme exposición de al menos tres spots: Plastilina Mosh, Cri-Cri y Beto y Enrique (que puedes encontrar en esta publicación previa).

Los casos

Pero este caso trajo a la mente al menos estos rebrandings que tampoco tuvieron éxito:

Negrito ahora es Nito

La marca, propiedad de Bimbo, buscó eliminar de su producto la referencia hacia los afrodescendientes y quiso que el nombre e imagen se refrescaran, pero ¿quién realmente le dice Nito?

¿INE o IFE?

Incluso las instituciones como lo es el Instituto Nacional Electoral padecen el arraigo de su antiguo nombre. El cambio también quiso reflejar una supuesta transformación de raíz en sus operaciones, luego de una crisis de marca por diversas ejecuciones accidentadas, pero al final miles de mexicanos siguen refiriéndose a su credencial para votar, como “su IFE”.

Banamex a Citibanamex

En el mismo sentido que BBVA, la compañía buscó unificar su nombre en todos los países en los que opera, pero su fracaso en el rebranding no se hizo tan notorio como el de su competidor, ya que se concentraron en su imagen visual más que en el contenido para promoverla.

El DF

La Ciudad de México (CDMX) aún es conocida en algunas partes del mundo como Distrito Federal o DF. La peculiar abreviatura nació en una oficina del gobierno local durante 2013 y se volvió muy popular a partir de que el Congreso federal hizo oficial el nombre de la capital como Ciudad de México en 2016. Las cuatro letras se posan en cientos de partes de la urbe como avenidas principales y puntos turísticos.

Se pensó en crear una “marca-ciudad”, un concepto de mercadotécnica turística que tienen grandes ciudades de todo el mundo como Nueva York, París, Londres, Barcelona, Buenos Aires o Tokio y el color que predomina es el fucsia. Si bien han recibido reconocimientos por ello, el DF sigue ensombreciendo el cambio.

¿Las marcas deberían ceder?

Hay casos que indican que el que persevera, alcanza, tal como el de HSBC cuando compró a Banco Bital. Ahora nadie se acuerda de esa marca, aunque era mucho más fácil de recordar, HSBC llegó para quedarse.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.