• La Autoridad de Normas de Publicidad (ASA) sancionó la publicidad de la aerolínea irlandesa Ryanair, pues la acusa de falsa.

  • Según sus cifras, emite 66 gramos de CO2 por pasajero y por kilómetro, es decir una contaminación 25 por ciento inferior a su competencia.

  • La ONG Transport & Environment la considera una de las 10 empresas más contaminantes de Europa.

La Autoridad de Normas de Publicidad (ASA) sancionó la publicidad de la aerolínea irlandesa Ryanair, pues la acusa de falsa.

De acuerdo con la compañía, se trataría de la firma con las emisiones más bajas en el mercado, esto es central en su comunicación en todos los medios que contempla la campaña; sin embargo, de acuerdo con las autoridades, esto no es así.

Para ser precisos, se cuestiona que los anuncios dictan que “es la aerolínea de emisiones más bajas de Europa” y “bajas emisiones de CO2”. Expertos en el tema expresaron que las compañías aéreas no tienen bajas emisiones, por su naturaleza.

Te recomendamos:

Los especialistas destacan que ninguna aerolínea en el mundo puede referiste como emisor eco friendly, porque todas en realidad contaminan. La ASA ahondó en las afirmaciones en los anuncios, pues indicó que se no se entiende lo que la marca quiso decir, pues en realidad se referían a que la distancia de CO2 por pasajero era la más baja, además, no está segura de que la huella de carbono de los pasajeros fuera un aspecto medible.

Según sus cifras, emite 66 gramos de CO2 por pasajero y por kilómetro, es decir una contaminación 25 por ciento inferior a su competencia.

Y es que Ryanair dijo que la métrica que usó para medir las presuntas bajas emisiones de CO2 eran los gramos de CO2 por pasajero-kilómetro y que de ahí concluyeron que su aerolínea tuvo el mejor desempeño frente a otras cuatro grandes compañías europeas.

Finalmente, el regulador publicitario decidió que la publicidad es falsa y que los anuncios no deben aparecer nuevamente como están publicados, indicó a la aerolínea que debe asegurarse de tener evidencia adecuada para corroborar los datos en los que se basa para afirmar que su compañía es líder, en cualquier industria en la que se “autocorone”.

De hecho,  hasta abril de 2019, la ONG Transport & Environment la considera una de las 10 empresas más contaminantes de Europa.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL