Si bien los medios de publicidad tradicionales como la tv, espectaculares, revistas y radio están muy arraigados en la sociedad; tienen muchas limitantes y no nos permiten interactuar con los clientes. Los estudios demuestran que los consumidores están saturados de anuncios bidimensionales, es decir, que sólo les llegan por dos de sus sentidos (oídos y ojos).

Más artículos de Pablo Mercado:
Marketing sensorial para PyMEs
5 productos fracaso, adaptarse o morir en el intento

Todo el mundo lo percibimos por medio de los sentidos, estos ayudan a generar emociones, que a su vez se convierten en experiencias. Los seres humanos somos seres emocionales y estamos siempre en búsqueda de experiencias agradables. Compramos experiencias, no productos o servicios.

¿Como lograr generar emociones y experiencias en los clientes por medio de una activación o un BTL?

En 1950 Morton Heilig tuvo una gran idea, crear una experiencia teatral que abarcara todos los sentidos, “Un Sensorama”. Lo que quería era desarrollar un dispositivo mecánico que utilizara cortometrajes para envolver al espectador en un vivencia (parecido a lo que hoy es el cine 4DX). La maquina tendría reproducción estéreo, energía eólica y aromas que se activaran durante la película. Desafortunadamente Heilig nunca pudo conseguir apoyo financiero para patentar su idea, por lo que siempre fue sólo eso, “una idea”.

En Sensori-K (@sensorik) aprovechamos la idea de Heilig para desarrollar un nuevo medio, sensoramas hechos a la medida y necesidades de cada marca. A mayor cantidad de sentidos utilizados, mas fácil es crear una emoción y una experiencia, y más fácil es impactar y permanecer en la mente de los consumidores.

Los sensoramas ofrecen la posibilidad de crear una presentación de producto única, lúdica, divertida, innovadora y muchas veces conmovedora. Con este tipo de activaciones las marcas pueden transmitir mensajes más claros y potentes. “Una imagen vale más que mil palabras, pero una emoción vale más que mil imágenes”. O en palabras del gran Confusio, “Escucho y olvido, veo y recuerdo, experimento y entiendo”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL