¿Sabes cuál es la percepción que se tiene del mercadólogo mexicano? La agencia en investigación y especialista en categorías de consumo, BigFoot realizó una encuesta a 100 expertos en mercadotecnia en México, a fin de revelar qué los define.

Más notas relacionadas:
7 claves que llevaron a Disney Company al éxito
¿Por qué a las empresas les debe interesar la Economía del Bien Común?
5 claves de éxito para posicionar un nuevo producto

De acuerdo con los resultados, los mercadólogos mexicanos son…

Creativos e ingeniosos

Si no posee estas dos cualidades no se trata de un verdadero mercadólogo, pues su área de oportunidad se desarrolla con base en la creatividad y la innovación.

Individualistas

Están cegados a ver el verdadero rol que deben asumir dentro de las empresas, además no suelen trabajar en equipo, ya que su personalidad es egocéntrica y en ocasiones hasta soberbia.

Competitivos

Son capaces de contender por lo que quieren y desean alcanzar, y en este sentido el fin justifica los medios.

Luchadores

Siempre se encuentran en una pelea marcada por los departamentos de ventas, eso los hace estar constantemente en el ring sin ver otras áreas de oportunidad.

Dinámicos

Los mercadólogos no se instalan en una estrategia de confort, es decir, que para crecer como tales se mueven conforme a las tendencias de la industria y las tecnologías del momento.

Amantes del color y el diseño

Les encantan los conceptos estéticos, no le temen al uso del color ni a arriesgarse por obtener el resultado que esperan.

Transdiciplinarios

En pleno siglo XXI, los mercadólogos mexicanos entienden que para hacer su trabajo deben inmiscuirse en otras áreas del conocimiento, por ejemplo el uso de la tecnología y paqueterías digitales.

De los que no hacen milagros

Saben que una campaña de marketing requiere dedicación, planeación, paciencia y esfuerzo para que dé frutos, pero una cosa es que la mercadotecnia sea una buena inversión y otra muy distinta es que los mercadólogos hagan milagros.

Si eres mercadólogo, ¿qué opinas?, ¿mito o realidad?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL