No es un secreto afirmar que en el punto de venta se decide hasta el 80% de las compras, por ello el diseño de los empaques son de gran importancia para el éxito o el fracaso de lo que se venderá, así que debe ser lo suficientemente atractivo para llamar la atención, pero de la manera correcta, sin embargo hay algunos casos en que los packaging suelen ser un desastre.

Notas relacionadas:
5 reglas de oro que rigen el diseño de packaging durante el 2015
Packaging de camisetas, una tendencia fresca y creativa que crece
5 ejemplos de packaging que te sorprenderán al máximo

Para el diseño de un empaque es indispensable tener bien sentadas todas las bases de diseño gráfico, pero también un apropiado sentido común para no crear un packaging que lejos de atraer al consumidor lo aleje, o sólo le llame la atención por lo ridículo que puede ser, lo cual resulta desastroso para la imagen de la marca.

En este sentido, no se debe pasar por alto que la identidad visual de un producto es vital para generar ventas, por ello se deben tomar en cuenta aspectos que van desde el color del empaque, la forma, la tipografía, las imágenes que se utilizarán y los espacios en los que se mostrará el producto para que resulte una buena estrategia de mercadotecnia.

De lo contrario, el empaque puede resultar un accidente gracioso o un verdadero desastre desde el punto de vista de diseño gráfico, como ocurre en los siguientes cinco ejemplos de lo que no se debe hacer en el diseño de un packaging.

packaging-2

packaging-7

packaging-3-1

packaging-4

packaging-6

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL