El nombre de Barack Obama trascendió más allá de la oficina oval, llegando a convertirse en una marca que, durante su campaña electoral y sus 8 años como presidente de Estados Unidos, le han dado altos niveles de popularidad y han hecho de su nombre y persona una marca reconocida a nivel internacional.

CNN/ORC, tras una encuesta realizada en 2016, revelaron que Obama terminó su mandato con un 60 por ciento de aprobación por parte los estadounidenses, la mejor calificación del expresidente desde su primer año de gobierno en 2009.

Pero, más allá de un cierto nivel de popularidad, este hombre deja 5 lecciones de marketing para cualquier empresa o marca.

Construcción de un plan de comunicación

Este exmandatario de 55 años de edad supo muy bien cómo llevar a cabo un plan de comunicación donde la sinergia entre sus mensajes y los canales utilizados fueron dos piezas fundamentales para su éxito y empatía con los ciudadanos.

Haber incursionado en social media le trajo mejores resultados que si hubiera optado por salir a las calles para interactuar con la gente. A través de las redes sociales pudo elevar su presencia y promocionarse constantemente, esto sumado a sus diversas apariciones públicas que fueron seguidas por medios tradicionales y que también contribuyeron a sus niveles de popularidad, haciendo de su marketing una estrategia integral.

Desarrollo adecuado de mensajes

Sin importar que tan avanzada esté la tecnología y que cada día se eleva el uso de Internet y redes sociales, esto de nada servirá si los mensajes no son de calidad ni relevantes para el target.

No solo se trata de transmitir mensajes a las audiencias, sino también de preguntarse bajo qué criterios se construyen, qué deben tener para cautivar al público y qué impacto habré de generar con determinado mensaje. En esta labor, las estrategias impulsadas por datos fueron su mejor aliado, ya que por medio de encuestas, tendencias e indicadores económicos, le permitieron a Obama y a sus asesores tener la información para saber qué decir, a quién y en qué momento.

Lo mismo sucede con las marcas, de ahí la importancia del big data o datos duros que darán mayor credibilidad a tus mensajes, favoreciendo la imagen de tu marca.

 

Continúa leyendo en la siguiente página.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL