De acuerdo con la nutrióloga Josefina Pérez con cédula profesional 307291 los trabajadores y empresarios deben cuidar los que comen mientras están laborando, ya que hay alimentos que hacen que el organismo trabaje más lento o interfiera directamente con el sistema digestivo. Además la poca actividad física que se realiza puede ocasionar malestares que pueden interferir con el rendimiento laboral.

Más notas relacionadas con Empresas:
¿Por qué a las empresas les debe interesar la Economía del Bien Común?
Empresas mexicanas pierden interés en redes sociales
5 claves de éxito para posicionar un nuevo producto

La especialista enumeró 3 tipos de alimentos que no es recomendable consumir:

Alimentos procesados. Son todos aquellos que han sido alterados antes de ser consumidos, ya sea con aditivos, conservadores o químicos que afectan directamente el estados de ánimo de quien los consume. Además son adictivos y pueden ocasionar que uno coma de más. En esta categoría entran las sopas instantáneas, los enlatados y chicharrones o botanas de bolsa, por ejemplo.

Embutidos. Tienen un gran contenido de sal, la cual provoca retención de líquidos, reumatismo, problemas intestinales y de sangre. A la larga, pueden causar insuficiencias renales, piedras en los riñones o cálculos en la vesícula.
La doctora recomienda consumir embutidos solo de pavo y una vez a la semana.

Harinas. Son las más peligrosas porque rompen los principios de combinación de comida, se asocian con la obesidad, y hacen más lento el sistema digestivo, por ello es que suele inflamarse el estómago y en la mayoría de los casos se acompaña de estreñimiento. Entre ellas están las galletas, los panes y las barras.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL