1 de cada 4 alimentos para bebé puede causar efectos neurotóxicos

Un estudio realizado por HBBF, a través del análisis de 168 alimentos para bebé, confirma que el 95 por ciento integran metales pesados.

61

Los alimentos para bebé son uno de los productos que deberían verificarse con mayor minuciosidad, puesto que la etapa de crecimiento de un recién nacido define en gran parte, cómo será su salud durante la adultez.

Al respecto, la alianza de científicos, Healthy Babies Bright Futures (HBBF); realizó un estudio a través del análisis de 168 alimentos para bebé (todos de diferentes marcas), el cual confirma que el 95 por ciento de estos alimentos integran metales pesados, sustancias que pueden resultar altamente dañinas para el desarrollo cerebral de los pequeños.

HBBF señala que estos productos pertenecen principalmente a fabricantes estadounidenses, añadiendo que de los 168 alimentos revisados, el 95 por ciento contiene plomo, el 73 por ciento contiene arsénico y el 75 por ciento contiene cadmio; mientras el 32 por ciento integra mercurio.

Del mismo modo, la organización reportó que uno de cada cuatro empaques contiene plomo, arsénico, cadmio y mercurio juntos. Afirmando también que uno de cada cinco, tiene 10 veces el límite de plomo permitido.

¿Por qué estas sustancias en alimentos para bebé es sumamente peligrosa?

Los científicos encargados de realizar el estudio, apuntan que estos elementos pueden impedir que el cerebro de los bebés se desarrolle plenamente, afectando su coeficiente intelectual con cada bocado. Así mismo, otros estudios señalan que estas cantidades de ingredientes tóxicos pueden provocar cáncer, así como deficits permanentes.

Por lo anterior, la HBBF hace un énfasis particular en cuanto a la falta de regulaciones legales que limiten la cantidad de metales pesados en los alimentos, por lo que sugieren que los padres recurran a alimentos caseros o a marcas que fabriquen productos orgánicos.

Por ahora, según Statista, el mercado de alimentos para bebé en Estados Unidos representa ingresos de 3.4 millones de dólares, tan solo en lo que va del 2019. Por lo que las diferentes marcas que rebasan los límites de elementos tóxicos, deberían considerar profundamente cambiar sus ingredientes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL