Vamos a dedicar la columna de hoy a analizar lo que está sucediendo con las Tiendas de Conveniencia. Todos están ocupados o preocupados por lo que este canal está haciendo en el mercado, por ello vamos a sacarle una “radiografía” al canal.

Más artículos de Fabian Ghirardelly:
Colgate, Nan y Palmolive, las marcas más elegidas en las Farmacias,
Lala, Bimbo y Colgate, las marcas más elegidas en los Autoservicios

En los últimos 4 años han ganado cerca de 1.5 millones de nuevos hogares compradores, principalmente debido a sus agresivos planes de expansión, que no han parado y por las señales que dan los principales actores, seguirá adelante.

Pero ¿Qué numeritos hay detrás de este canal de cercanía? 6 de cada 10 hogares acuden a comprar a este canal en un año. Realizan 14 viajes al año y su ticket promedio es de $54.

Aunque su expansión ha sido a nivel nacional, el canal sigue siendo más fuerte en el norte del país, en especial en el noroeste donde viven los compradores más intensos de este canal. Este comportamiento, en parte, se debe a que en estas regiones es donde empezó a desarrollarse este canal, además de que al ser una región que realiza la mayor parte de sus compras en autoservicio era atractivo ofrecer un formato moderno pero cercano al hogar.

Con el pasar de los años las Tiendas de Conveniencia han venido ampliando de manera significativa su portafolio de productos. Claramente con esta estrategia han logrado captar una mayor atención de los compradores mexicanos. En esta línea, el canasto que más se compra es el de bebidas (30% del gasto de un hogar en el canal) y en el norte, por el clima, destaca la compra tanto de refrescos como de cervezas en el canal.

De todas las veces que vamos a este canal, lo que más compramos son refrescos, seguido de leche líquida, papel higiénico, galletas, aceites para cocinar, jugos, suavizantes, tortillas y pan empacado.

El tipo de compras que realizamos son principalmente de proximidad. Este tipo de compras se caracteriza por ser de ticket medianamente bajo, con pocas categorías (3 artículos como máximo) y comúnmente para consumir durante el día o en pocos días. Son aquellas que cuando abrimos la alacena o el refri nos damos cuenta que se nos acabó algo, casi siempre de alimentos, lácteos o bebidas y partimos a comprar el producto. Este tipo de compras son principalmente entre semana. En segundo lugar quedan las compras de reposición. Son compras, como su nombre lo indica, donde tenemos que reponer algo que solemos comprar en el autoservicio, principalmente de categorías de cuidado del hogar o cuidado personal, y que seguramente se nos acabó antes de la quincena. Normalmente estas compras las realizamos en fin de semana en canales de cercanía y es conveniencia el canal que tiene más desarrollada esta misión de compra.

El 60% del gasto que hacemos en este canal, lo hacemos en este tipo de compras (proximidad y reposición).

El perfil de este canal son hogares de niveles socioeconómicos altos, con hijos adolescentes. Hoy incluso están buscando impactar a niveles socioeconómicos más bajos, con formatos “conveniencia de barrio”. Estos formatos están focalizados todavía en el centro, occidente y valle de México. Seguramente con esta estrategia, en los próximos años diremos que es un formato más masivo de lo que es hoy.

Pero, ¿Quién es el shopper de este canal? Principalmente acude el ama de casa sola, pero a diferencia de otros canales, en un mayor número de ocasiones van hombres solos y parejas. Es un canal entonces mucho más atractivo para los hombres que otros canales.

Los compradores de conveniencia les gusta la cercanía ya que no sólo compran en las Tiendas de Conveniencia sino también en canales como mini súpers, tradicionales, mercados y mayoristas.

Hay mucha competencia en este tipo de canales, diferenciarse y adaptarse es crítico. Para las marcas también es un claro indicador de que la gente busca la cercanía y que es clave estar en este tipo de canales para ser elegidas más frecuentemente por los hogares mexicanos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL