En el sector del retail hay todo tipo de negocios y entre ellos están los que conocemos como grandes superficies. A pesar de ser relativamente comunes, hay a muchos a los que no les suena el término. Por eso mismo en las siguientes líneas te hablaremos un poco sobre este tipo de negocio y cómo es que funciona.

¿Qué son las grandes superficies?

En el campo de la mercadotecnia, cuando hablamos de grandes superficies nos referimos a los retailers que venden una gran variedad de productos. Como su nombre lo indica, el punto de venta tiene extensión superior, en promedio, a los 2500 m². Incluso, y de acuerdo con información de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), hay algunas cuyas dimensiones alcanzan hasta los 10 000 m². Los insumos que se venden pueden ir desde alimentos hasta ropa y electrodomésticos.

Hay quienes afirman que las grandes superficies son sinónimos de los super, hiper y megamercados; mientras que otros sólo consideran a estos últimos dos. Sin embargo, hay grandes superficies que son tiendas especializadas, por ejemplo, las que sólo venden productos para el mantenimiento del hogar o ropa.

¿Cómo funcionan las grandes superficies?

Básicamente son tiendas de autoservicio, donde los insumos están divididos por secciones (por ejemplo, alimentos, hogar, electrónicos, etc.). El consumidor entra, elige los productos que desea adquirir, los compra en línea de caja una hasta que está por dejar el lugar. Precisamente esto último es lo que hace diferente a una gran superficie de una tienda departamental.

Las ventas en las grandes superficies

Si consideramos a los supermercados dentro de las grandes superficies, podemos percatarnos de que es un sector con un constante crecimiento. Prueba de esto es la información que nos proporciona Statista, en la cual se nos muestra que las ventas de este tipo de retailers, en mil millones de dólares, en América Latina pasarán de 34.3 a 61 del 2008 a 2018.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL