En una ciudad en donde hay una cafetería en cada esquina es difícil diferenciarse, sin embargo una de ellas logró hacerlo gracias a una creativa campaña below the line que generó engagement.

Notas relacionadas:
¿Qué es el Elevator Pitch?
Cae la confianza del consumidor en noviembre, ¿cómo afecta a las marcas?
Retail marketing: Bimbo se compromete a usar huevos de gallinas libres

En la ciudad europea de Noruega la marca Coop lanzó una acción below the line a la que llamó The secret coffee shop, en la cual transformaron una tienda de café ordinaria en una cafetería secreta a la que llegaron cuatro mil visitantes guiados por la curiosidad de esta estrategia de comunicación promocional.

Dentro de la cafetería los visitantes vivieron una experiencia única de café y se tomaron selfies con una cámara instantánea mismas que colocaron en las paredes de las instalaciones de esta cafetería de Coop, aunque los comensales no sabían de qué lugar se trataba exactamente.

Cuatro semanas después de que en redes sociales se comentara lo bueno que era este lugar se reveló que esta cafetería secreta era propiedad de la marca Coop y entonces el awareness fue mayor, pues se convirtió en noticia en los principales medios de comunicación masiva de Noruega.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL