Desde el 11 de enero, Uber habilitó la modalidad de UberPOOL, que permite a los usuarios compartir el auto y los costos. Sin embargo, para bien o para mal se trata de un servicio que ha hecho mucho ruido entre los usuarios que suelen hacer uso de la plataforma de transporte privado.

Por un lado la posibilidad de pagar el servicio a un costo menor de lo usual sonaba atractivo, pero por el otro la idea de compartir con un desconocido parecía un tanto aterrador.

Entre los pros también estaba la reducción de impacto vehicular en la Ciudad de México, pero en los contras la duda de la seguridad en esta nueva modalidad, surgida por comentarios en redes sociales sobre presuntos asaltos.

Entre lo bueno y lo malo de UberPOOL, la reconocida marca dio a conocer los resultados obtenidos 15 días después de que se lanzó este servicio compartido, y según sus datos, la balanza se inclina en favor de esta modalidad.

Checa la infografía:

Uber

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL