De acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL, el event marketing es el segundo canal del below the line más solicitado por las marcas en México. En lo que refiere propiamente a eventos, hay aspectos que son de suma importancia, por ejemplo, la organización y el montaje; sin embargo, hay un componente que tiene una relevancia muy importante, especialmente para las firmas que participan en un evento o para las que son patrocinadoras: los stands. ¿Qué elementos hay que tomar en cuenta al momento de realizarlos para que tengan éxito? En las siguientes líneas mencionaremos algunos de los puntos más importantes.

Regularmente, los stands suelen realizarse con una altura de 2.5 metros; sin embargo, para destacar respecto a lo que realiza la competencia, hay que “salirse de la caja”. Siempre que sea posible hacer diseños que sobrepasen esta altura, habrá que realizarlos, para que, de este modo, se pueda resaltar a simple vista y capte la atención del público meta.

Otro de los aspectos que hay que considerar es que este espacio debe estar brandeado, conditio sine que non. Los stands que no tienen información o el logo de la marca simplemente no transmiten ningún mensaje y se convierten en simples anaqueles para productos.

La iluminación es uno de los aspectos que se tienen que cuidar cuando se trabaja con stands. Las luces adecuadas no solo resultan llamativas al público, sino que también pueden ser de gran utilidad para destacar cierta información o productos de la marca, manera eficiente y sencilla.

Es importante mencionar también que este tipo de espacios debe contar con un área de almacenaje para productos o para material promocionales que se estén utilizando. También debe contar con recintos hechos a la medida para colocar productos, según sea el caso de la marca o incluso debe considerarse un lugar para tecnología.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL