No es un secreto que Silicon Valley votó contra Donald Trump. Ahora los líderes de empresas tecnológicas salieron en contra del decreto de Donald Trump que limita la migración a Estados Unidos.

En resumen, el decreto presidencial que entró en vigor el viernes por la noche prohíbe la entrada en Estados Unidos de ciudadanos de Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen durante los próximos tres meses. Además, los refugiados sirios no podrán entrar al país hasta nuevo aviso.

Así reaccionaron en Silicon Valley:

Los mensajes criticando y denunciando las medidas llegaron por parte Apple, Google, Microsoft, Facebook, Twitter, Uber y Netflix, entre otros.

Por parte de Google, el CEO Sundai Pichai, envió una circular a sus empleados el viernes donde pidió que todos los trabajadores afectados por la nueva medida vuelvan inmediatamente al país.

Igualmente, en Netflix, su CEO Reed Hastings, fue uno de los más críticos y denunció que “las medidas de Trump están afectando a empleados de Netflix de todo el mundo y son anti-americanas que nos duelen a todos”, dijo en un post en Facebook.

Asimismo, Tim Cook de Apple, envío un documento interno donde aseguró que “Apple cree profundamente en la importancia de la inmigración, tanto para el futuro de la compañía como para el de nuestra nación. Apple no existiría sin la inmigración, y ya no digamos la innovación que produce”.

También, Mark Zuckerberg de Facebook escribió “como muchos de ustedes, estoy preocupado por el impacto de las recientes ordenes ejecutivas firmadas por… Trump”, y pidió “abrir las puertas a los refugiados”.

Del mismo modo, el CEO de Microsoft, Satya Nadella, a través de un mensaje en LinkedIn, el ejecutivo de origen indio opinó que “Como inmigrante y como director ejecutivo, soy consciente del impacto positivo de la inmigración en nuestra empresa, en el país y en el mundo”, y aseguró que seguirá de cerca los efectos de la nueva política en la empresa.

Además, el CEO de Salesforce, que sin duda fue de los más severos tuiteó:

Y por parte de Twitter, su CEO Jack Dorsey salió a decir que la orden ejecutiva del gobierno va “en contra de nuestros principios” y que “su impacto humano y económico es real y triste”.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL