Bélgica.- Una acción para promover una lí­nea de ayuda para padres tomó por sorpresa a mujeres en un baño de un lujoso hotel en Bélgica, cuando escucharon ruidos que hací­an pensar que una pareja estaba teniendo sexo en uno de los baños.

Más campañas de Guerrilla Marketing:
Guerrilla miniatura para periódico en versión móvil
MINI pone en la calle bancas que vibran

A finales de 2011 reportamos una original campaña de guerrilla realizada por la agencia Duval Guillaume para Opvoedingslijn, una lí­nea de apoyo a padres con hijos problemáticos.

En medio de los festejos navideños, la idea fue impactar a las personas que paseaban en un centro comercial con un coro de niños que cantaban Villancicos groseros, transformando la letra de las canciones en ofensas.

La agencia lleva la creatividad a otra estrategia below the line para la misma causa. En esta ocasión instaló una grabación en uno de los excusados del baño para damas que simulaba un encuentro sexual.

Las personas entraban y se incomodaban al escuchar la grabación. Posteriormente la puerta del baño “ocupado” se abrí­a y de ella salí­an un par de adolescentes, creando sorpresa entre las mujeres.

Al salir los actores dejaban abierta la puerta del excusado donde se habí­a colocado un póster con los números de atención de Opvoedingslijn, lí­nea de ayuda para que los padres busquen orientación sobre la crianza de los hijos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL