¿Qué se necesita para una buena base de datos?

La información es el corazón del marketing directo, por lo que es importante saber cómo trabajar con ella.

631

Las bases de datos son el corazón del marketing directo. Bien realizada, ayuda en gran medida en el proceso de venta, ya sea presencial o por medio del e-commerce. Sin embargo, para hacerla de modo correcto hay que considerar una serie de factores muy importantes. Con ellos no sólo podremos tener agrupada y ordenada información de la gente a quienes nos dirigimos, sino que también podremos conocer profundamente a nuestros compradores y consumidores, de tal modo que podremos diseñar estrategias a la medida. A continuación te hablamos de lo que debes considerar al momento de hacer una base de datos.

Primero lo primero: ¿para qué queremos una base de datos?

Esta es la primera pregunta que debemos hacernos cada que queramos hacer una base de datos. ¿Para qué la queremos? Este cuestionamiento lo podemos resolver echándole un vistazo a nuestros objetivos de estrategia. Si queremos vender, entonces debemos recabar no sólo el nombre y la edad de nuestro comprador (sea potencial o consumado), sino también sus hábitos de compra y sus preferencias. Si lo que buscamos es sólo posicionar una marca en el público, entonces tendremos que considerar otro tipo de datos.

Los dos principios básicos de las bases de datos

Al momento de trabajar con bases de datos debemos tener en cuenta dos cuestiones importantes: la no duplicación y la corrección de la información.

Evitar la duplicación de información es fundamental en todo proceso de creación y mantenimiento de base de datos. Un registro repetido no sólo representa esfuerzo y tiempo perdido en su captura (por menor que sea), sino que aumenta la probabilidad de que se generen errores en nuestras lecturas.

Con la corrección de los datos nos referimos a que debemos corroborar que toda la información con la que trabajemos no sólo esté correctamente organizada, sino que también sea verdadera.

Información que suma a la base de datos

Como ya lo comentábamos, la información que se va a recabar para una base de datos depende en gran medida de los objetivos que diseñados para una estrategia. Si bien es importante conocer el nombre, la edad y el sexo de nuestro consumidor, siempre será importante contar también otros datos como los gustos o la frecuencia de compra del producto que queremos vender y de otros que estén asociados, ya que esto nos permite tomar consideraciones importantes al momento de realizar la venta.