Hace apenas unas semanas, una de las noticias que conmocionó a los usuarios de redes sociales fue el supuesto cierre de uno de los restaurantes Sanborns más icónicos en la Ciudad de México.

Ante el revuelo generado alrededor de esta noticia, la marca que pertenece al imperio de Carlos Slim, la marca aclaró que el establecimiento ubicado en San Ángel al sur de la capital mexicana, no cerraría .

Por medio de un simple tweet con la leyenda: “Te esperamos pronto en Sanborns San Ángel”, la cadena propiedad de Grupo Carso, descartó el presunto cierre, aunque esto no fue suficiente para los usuarios de redes sociales, pues cuestionaron directamente en el perfil si iban a cerrar o no, de una vez por todas, la respuesta fue: “No vamos a cerrar, te esperamos pronto”.

El adiós a una gran región

Lo cierto es una gran parte de los establecimientos de esta firma no correrán con la misma suerte; de hecho, declaraciones recientes entregadas por la firma indican que es un hecho que muchas sucursales de Sanborns en México bajará la cortina de manera definitiva, al tiempo que la empresa se despedirá de Centroamérica.

En principio, de acuerdo con información publicada en El Financiero, la marca cerrará las dos tiendas que tiene en El Salvador, hecho que sumado a la reciente salida de la firma de Panamá que se concretó a principios del año, concreta la salida de Sanborns de Centroamérica.

México no quedará exento de este fenómeno. A decir de lo publicado por diversos medios, aunque aún no se sabe la cantidad de restaurantes que se verían afectados, Sanborns ya analiza el cierre de sucursales en el mercado mexicano mexicano por falta de rentabilidad.

En este sentido, es importante mencionar que de las 163 tiendas Sanborns que la empresa reportó durante el primer trimestre, 96 de las mismas cerraron temporalmente del 23 de marzo al 30 de mayo ante el llamado de las autoridades sobre el cierre obligado de ciertos establecimientos para evitar mayores contagios.

La situación se agrava

Los cierres obligados por la pandemia así como la baja afluencia de clientes sólo agregaron un problema que ya era padecido por la marca.

Hacía el cierre del año pasado, ya se hacía eco que aunque Sanborns era capaz de vender más, las ganancias de la firma se redujeron de manera importante.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores , Sanborns indicaba que durante 2019, sus ventas habrían crecido 3 por ciento, respecto al año inmediato anterior, al ascender a 53 mil 288 millones de pesos.

No obstante, la utilidad neta registrada por la compañía de Slim, se habría reducido 20.9 por ciento para llegar a 3 mil 730 millones de pesos.

La salida de la región así como los cierres que se analizan para México son parte de una evidente estrategia de reestructuración, la cual sigue la tendencia que dominará al sector retail en la era post-pandemia.

Necesitamos menos tiendas

Ante la situación compleja que vive la economía en términos generales sumado al contexto antes descrito, no queda duda en que el sector demanda una renovación profunda.

Con un enfoque distinto, la experiencia será la que se privilegiará y es posible que el mercado necesite menos tiendas, para dar paso a puntos de venta más enfocados y sofisticados.

La expansión por número de unidades o tiendas parece que ha dejado de ser el camino para el óptimo desarrollo en el sector retail. Así lo concluye un reciente estudio firmado por Harvard Business Review.

Luego de estudiar a 37 minoristas americanos divididos en dos grupos -uno con rendimientos igual o superior al promedio y otro más ubicado por debajo de la media- cuya incremento en ventas entre 2001 y 2015 se redujo a un sólo dígito, concluyó que si bien ambos grupos minimizaron el ritmo de aperturas de tiendas desde el año 2000, los minoristas con un regimiento de mercado por encima de la media lo hicieron aún más al registrar un incremento en la tasa de apertura de sólo 2 por ciento, contra el 4.4 por ciento que alcanzaron los retailers ubicados por debajo del promedio.

Lo interesante está en que el primer grupo aumentó un 3.4 por ciento sus ventas, mientras que el segundo segmento de estudio sólo registró en este rubro un crecimiento del 1.0 por ciento.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL