Dentro del universo de Internet, el social media, también conocido como redes sociales, se trata de plataformas digitales que al día de hoy no solo permiten la comunicación directa entre personas y marcas, en tiempo real, sino que también ayudan a conocer más a fondo a cada usuario, sitios web que actualmente son sumamente relevantes para la sociedad en todo el mundo.

Datos de la agencia de investigación eMarketer señalan que al finalizar este año, la cifra de usuarios de redes sociales a nivel global podría alcanzar los 2,770 millones, cantidad que para el cierre de 2020 estaría incrementándose hasta los 2,900 millones de usuarios de social media.

A través de estas plataformas, las personas ya no se limitan a solo dar un “me gusta” o compartir contenidos, sino que además tienen la posibilidad de emitir comentarios y mantenerse cercanos a las marcas, acciones que las empresas ahora utilizan a su favor para recabar datos, identificar insights y actuar con base en las necesidades e intereses de los usuarios.

Social profiling, por un conocimiento más preciso del consumidor

A pesar de que las redes sociales no son las únicas plataformas online que se pueden incluir en una estrategia de marketing digital, hoy en día es casi imposible que una marca prescinda de ellas, y más cuando resultan tan relevantes para sus consumidores.

Te recomendamos: ¿Qué es el social intelligence y porqué las marcas deben aplicarlo?

Pero para aprovecharlas al máximo y hacer de éstas un aliado clave, las compañías habrán de emplear social profiling.

Se define como aquel proceso que ayuda a una marca a construir una base de datos de los perfiles de los usuarios que han mostrado interés en ella, el cual es desarrollado apoyado en información sobre sus gustos, eventos y lugares que frecuenta, hobbies, entre otros datos.

Al aglutinar toda la información recabada, las marcas podrán generar un perfil de su consumidor mucho más preciso, lo cual les permitirá crear estrategias, campañas, contenido y demás acciones de marketing mucho más apegadas a sus hábitos de compra e intereses, para que de esta forma se consiga una respuesta positiva por parte del público meta.

Aunado a los beneficios y ventajas mencionados, las compañías no solo conocerán más sobre el comportamiento de sus clientes, sino que además podrán anticiparse a sus necesidades y deseos.

De acuerdo con información publicada por Social Media Examiner, el incremento en la exposición de marca, así como un aumento en el tráfico y generación de leads son los principales beneficios, en términos de marketing, que una empresa obtiene del uso de social media.

Puedes leer:

Social media marketing: 7 tipos de contenido que un retailer publica en redes sociales

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL