En teoría, el Content Manager y el BTL parecen términos tan excluyentes, pero en la práctica ambas pueden caminar de la mano, a fin de satisfacer las necesidades de la audiencia.

Por un lado, tenemos al BTL, una técnica de mercadeo y herramienta publicitaria, cuyo objetivo es tocar las fibras del corazón del consumidor.

Y por el otro está el Content Manager, aquella profesión basada en educar, crear, atraer clientes y generar libertad hacia la marca a través de contenido valioso y relevante para la gente.

Lo interesante viene cuando ambas se juntan, pues las marcas cada vez más invierten en crear contenido valioso para los consumidores y ya no se conforman con hacer comerciales de 30 segundos.

Ahora, las marcas centran sus esfuerzos en crear videos y todo aquel contenido que sea relevante para el consumidor. De esta manera, busca una reacción, apela al sentimiento y hace partícipe a la audiencia en cada acción publicitaria.

Hoy día, el éxito del BTL ya no está en la colocación de un mupi, sino en la manera en que las personas interactúan con las marcas gracias a la creación y difusión de un contenido relevante.

El Content Manager ya no puede verse como un término aislado de las estrategias publicitarias, pues finalmente el contenido valioso es el gancho que hace que la gente viva una experiencia diferente.

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL