En el event marketing hay una gran variedad de piezas que ayudan a que un evento no solo sea un éxito en términos de asistencia y de consumo dentro de la actividad, sino que este claramente asociada a una experiencia de marca clara. Para lograr esto, se puede echar mano de componentes como el stand y el display. No obstante, ¿qué es lo que requieren estos últimos para funcionar de manera adecuada? ¿Qué es lo que hay que destacar? En las siguientes líneas hablaremos respecto a los puntos más importantes sobre este tema.

Entendido como una impresión que se coloca sobre una pantalla, uno de los principales componentes que hay que considerar cuando se está trabajando con un display es que la información que queremos transmitir con el se vea clara y se entienda sin ningún problema. Para lograr esto, es necesario prestar una particular atención en los principios del diseño. Habrá que recordar que, en la mayoría de los casos, menos es más.

Además de considerar el diseño en un display, es necesario también tomar en cuenta el material en el que se llevará a cabo la impresión en cuestión. Si éste no es el adecuado, existe la posibilidad de que no se aprecie claramente lo que se está imprimiendo.

El soporte en el que se colocara la impresión es otro de los componentes que hay que cuidar cuando se trabaja con un display. Es necesario que sea de un material ligero (para poder ser transportado con facilidad), pero también debe ser resistente (con la finalidad de que soporte cuestiones como el viento), sin que de caiga ni se desarme.

Otro de los aspectos que hay que considerar es la iluminación que recae sobre este material,la cual debe ser la adecuada para que este objeto sobresalga y capte la atención de la gente.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL